Público
Público

Condenada a tres años de cárcel por pegar a la profesora de su hija

La acusada agredió a la maestra con patadas y puñetazos cuando ésta le advirtió que no podía dar una chocolatina a su hija

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No es una sentencia pionera en España, pero casi. Una madre que pegó a la profesora de su hija ha sido condenada a tres años y tres meses de prisión por un juzgado de Bilbao. La agresión ocurrió el 4 de febrero de 2009 en un colegio del barrio bilbaíno de Txurdinaga.

El pasado mes de agosto, por primera vez en España, una madre de Granada ingresó en la cárcel por agredir a la maestra de su hijo. Esta madre granadina también había sido condenada a tres años de prisión, al igual que lo que ha ocurrido con la de Bilbao. Esta última aún puede recurrir ante la Audiencia Provincial de Vizcaya.

Según el relato de los hechos recogido en la sentencia, el problema comenzó cuando, en el patio del colegio, la madre, Soledad E.H., se disponía a dar a su hija pequeña y alumna del centro un huevo de chocolate.

Entonces se acercó la profesora, Concepción P.S., que estaba cuidando a los niños en el patio, e indicó a la madre que no podía estar en ese lugar concreto, reservado para la etapa de educación infantil exclusivamente, y también que no podía dar de comer a su niña, por ser contrario a las normas del colegio.

El pasado agosto una mujer ya entró en prisión por agredir a la maestra de su hijo

Ante la insistencia de la madre en dar a su hija la chocolatina, la maestra indicó a la menor, así como a los demás niños, que debían dirigirse a otro lugar del colegio; en ese momento, fue empujada por la acusada, lo que le recriminó la profesora.

La reacción de la madre fue agredir a la maestra con puñetazos y patadas hasta que la profesora cayó al suelo, donde continuó agrediéndola de la misma forma, a la vez que amenazaba a la educadora con insultos y palabras como 'te voy a matar', según la resolución judicial.

La profesora sufrió policontusiones y tardó en curarse 77 días, quedándole secuelas en un dedo de la mano derecha.

El fallo ha destacado la 'demostrada peligrosidad y agresividad' con la que actuó la acusada, así como lo 'inusitado e inexplicable' de su acción y las consecuencias dañosas para la víctima, con lesiones permanntes.

Por ello, el tribunal ha condenado a la acusada a dos años y un día de prisión por un delito de atentado contra la autoridad, y tiene en cuenta además que la madre es reincidente, ya que fue condenada por otro delito de atentado en el año 2003.

A ello se le añade otra pena de un año y tres meses de prisión por el delito de lesiones causadas a la profesora, lo que suma tres años y tres meses de condena.

Otras penas accesorias son una indemnización a la profesora de 5.089 euros por su incapacidad temporal, así como una multa de 150 euros por lesiones.