Público
Público

Condenados a 20 años los ex jefes de ETA Antza y Anboto

El Tribunal de lo Criminal de París les condena a cumplir al menos dos tercios de la pena

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Justicia francesa impuso hoy a los ex dirigentes de ETA Mikel Albisu, 'Mikel Antza', y María Soledad Iparraguirre, 'Anboto', sendas penas de 20 años de cárcel como ex jefe político y antigua responsable financiera de la organización terrorista, respectivamente.

El Tribunal de lo Criminal de París también condenó a Albisu e Iparraguirre, detenidos el 3 de octubre de 2004 en el suroeste de Francia, a que al menos dos tercios de esas penas las tengan que cumplir de manera efectiva.

Una vez terminado el cumplimiento de sus condenas, Albisu e Iparraguirre, ambos de 49 años y pareja sentimental, serán expulsados de forma definitiva de Francia. El tribunal no fue tan lejos en su veredicto como quería el fiscal, que había pedido 30 años para ambos, la máxima pena posible en Francia por el cargo de dirigir una organización terrorista.

Además, los jueces condenaron a 17 años de prisión a Juan Cruz Maiza, como antiguo responsable de los escondites donde ETA guardaba sus arsenales de armas y explosivos, y dictaminaron que tendrá que pasar en la cárcel al menos dos tercios de ese tiempo, antes de poder solicitar cualquier beneficio penitenciario, y que al término de la pena será igualmente expulsado de forma definitiva de Francia

También fueron considerados culpables los otros siete encausados en este juicio iniciado el pasado 15 de noviembre, todos ellos propietarios de edificios en el País Vasco francés donde ETA escondía arsenales de armas y explosivos y que fueron descubiertos el mismo 3 de octubre de 2004.

Peio Alcantarilla Mozota fue sentenciado a diez años de cárcel y José Ramón Arano Urbiola a ocho, al igual que Miguel Ángel Negrete.

Xavier Oxarango recibió cinco años, de ellos dos exentos de cumplimiento; Robert Arrambide y Lourdes Urdampilleta (esposa de Alcantarilla) cuatro años cada uno -dos de los cuales exentos de cumplimiento- y Myriam Incaby (mujer de Arano) tres años, con dos exentos de cumplimiento.

Los encausados dieron muestras de alivio al escuchar el veredicto

Oxarango, Arrambide, Urdampilleta e Incaby, que habían comparecido libres durante el proceso, no tendrán que volver a la cárcel teniendo en cuenta el tiempo que pasaron en régimen de prisión provisional, tras la operación policial que permitió su arresto.

porque temían sanciones más duras, a la vista de las peticiones del ministerio público, que había requerido la incautación de las tres casas de Urrugne, Briscous y Saint Pierre de Irube en que se habían construido escondites subterráneos para los arsenales, según la acusación pagados con dinero de ETA.

Tras la lectura de la sentencia, en una sala en torno a la cual las fuerzas del orden habían preparado un gran dispositivo de seguridad, varias decenas de personas del público y las diez que se habían sentado en el banquillo cantaron puño en alto el 'Eusko Gudariak' y lanzaron varios gritos de '¡Gora ETA!' empezados por Albisu.

'Mikel Antza' y 'Anboto' fueron arrestados el 3 de octubre de 2004 en la casa que ocupaban desde junio de 1999 junto al hijo de ambos en Salies de Béarn. En esa localidad a pocos kilómetros del País Vasco francés la policía encontró además documentación que aclaraba la estructura interna y el funcionamiento de la banda.

'Anboto' supervisaba desde comienzos del  2.000 los gastos de cada aparatoEn esos papeles y soportes informáticos se asentaba esencialmente la imputación contra Albisu como jefe político de ETA y dirigente que participaba en las grandes decisiones estratégicas con los responsables de los principales aparatos.

También que intervenía en la gestión de fondos, aunque fuera Iparraguirre la que desde comienzos de los años 2000 llevaba el peso de la tesorería y supervisaba los gastos de cada aparato, así como las entradas de fondos del 'impuesto revolucionario'.  Ella misma redactaba cartas de amenaza y recibía los cobros.