Público
Público

Confirmada la pena de un año de cárcel para el director de una revista nazi

La Audiencia de Barcelona considera que el acusado "actuó de con manifiesto abuso de derecho y guiado por otros motivos que no era el ejercicio libre de derecho de expresión o información, sino el de difamar, injuriar y menosp

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Audiencia de Barcelona ha confirmado la condena de un año de prisión del director de la revista Intemperie y del partido de extrema derecha Estado Nacional Europeo (ENE), Luis Antonio G., por la 'difusión de ideas genocidas' a través de la publicación y de la página web del partido, que el juez ya obligó a cerrar.

La Audiencia de Barcelona, según la sentencia fechada el 1 de febrero de 2013, ha rechazado íntegramente el recurso presentado por el acusado, que alegaba que su partido es legal y que la publicación dispone de todos los permisos necesarios, además de que se ampara en la libertad de expresión, porque considera que 'las expresiones utilizadas en los pasajes transcritos suponen una incitación indirecta a la discriminación, odio, violencia y eliminación de diferentes grupos raciales'.

La Audiencia considera que 'los artículos y puntos programáticos denunciados suponen un menosprecio a la dignidad de los grupos afectados, un peligro para su pacífica convivencia, siendo los mismos completamente innecesarios en aras a la expresión por parte del acusado de su ideario político'. También consideran que el acusado 'actuó de con manifiesto abuso de derecho y guiado por otros motivos que no era el ejercicio libre de derecho de expresión o información, sino el de difamar, injuriar y menospreciar al pueblo judío y otros grupos'.

Sin embargo, la Audiencia ha rechazado la petición de la Fiscalía de que se condenara a Luis Antonio G. y a sus colaboradores Andrés P. y Diego Luis B. del delito de provocación a la discriminación, al odio y a la violencia porque 'no puede hablarse de incitación directa a la comisión de actos concretos, violentos o discriminatorios presididos por el odio', según la sentencia.

El Juzgado Penal 7 de Barcelona consideró probado que la revista 'ridiculiza, trivializa y con ello justifica los hechos ocurridos en el holocausto nazi durante la Segunda Guerra Mundial, con referencias humillantes hacia el pueblo judío' en muchos de sus artículos de opinión.

La revista Intemperie publicó bimensualmente hasta marzo de 2005 unos 35 volúmenes --cada uno con una tirada de 500 copias-- que distribuía entre amigos, familiares, afiliados y personas del entorno aunque no fueran militantes afiliados al partido. La página web n-europa.org, además de servir como instrumento de expresión de Estado Nacional Europeo, ofrecía la posibilidad de adquirir la revista y publicaba uno de los artículos de cada número de Intemperie aunque no exhibía el contenido íntegro de la misma.

Durante el juicio, Luis Antonio G. reconoció tener un sentimiento de odio hacia los judíos pero rechazó que se tratara de racismo pese a que la revista denigra a esta comunidad. Asimismo, Diego L. y Andrés P. no reconocieron haber sido los autores de los pasajes más duros en los que, por ejemplo, se califica a los homosexuales de degenerados, o se refieren a la inmigración como 'un zoológico'.