Público
Público

El Congreso debate una reforma que sólo apoyan PSOE y PP

Los socialistas tratan de evitar votos negativos en sus filas mientras el resto de oposición busca forzar la celebración de un referéndum

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Este martes se inicia el trámite parlamentario 'exprés' para la aprobación de la reforma del artículo 135 de la Constitución para imponer un techo de déficit a las Administraciones.

La iniciativa avanzada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el pasado martes ha sido tramitada por el procedimiento de urgencia ya que de no hacerse así, acortando los plazos, no habría tiempo para aprobarla antes de la disolución de las Cortes, el 27 de septiembre, tras la convocatoria electoral del 20-N.

Por ello, y tras el acuerdo también en tiempo récord alcanzado entre PSOE y PP, ambos grupos registraron la propuesta de reforma en el registro del Congreso el pasado viernes.

El primer paso para su aprobación es el debate que tendrá lugar hoy a partir de las 10 de la mañana en el Congreso de los Diputados. En el mismo, el PSOE y el PP expondrán sus argumentos en apoyo de la reforma sin la necesidad de celebrar un referéndum, como prefiere el resto de la oposición al Gobierno.

Tras el debate se dará el preceptivo plazo de 48 horas para la presentación de enmiendas y el viernes la reforma volverá al hemiciclo para su debate y aprobación definitiva.

Según el artículo 167 de la Carta Magna, los proyectos de reforma constitucional deberán ser aprobados por una mayoría de tres quintos de cada una de las cámaras que, en principio, suman los dos grupos que han impulsado la reforma, PSOE y PP.

Una vez que la proposición de reforma del artículo 135 de la Constitución salga el viernes del Congreso, seguirá su trámite en el Senado, donde previsiblemente será sometida a votación el martes o el miércoles de la próxima semana.

El texto constitucional establece que, aprobada la reforma por las Cortes, se abre entonces un plazo de quince días tras el cual si un 10% de diputados (35) o senadores (26) así lo solicita deberá ser sometido a referéndum. Por ello, dicha solicitud se ha convertido en una carrera contrarreloj para captar apoyos. 

La posibilidad está más cerca de materializarse en el Congreso. A favor del referéndum se han mostrado CiU (10), ERC (3), BNG (2), CC (2), IU (1), ICV (1), NaBai (1), UPyD (1) y los diputados del PSOE Antonio Gutiérrez y Juan Luis Rascón. Si se suma el PNV (6), aún dubitativo, son 29 firmas. Harían falta seis más para forzar un referéndum.

Al menos media docena de diputados socialistas han expresado su deseo de que se convoque: José Antonio Pérez Tapias y Juan Antonio Barrio, de Izquierda Socialista; Manuel de la Rocha, Carlos González, Fátima Aburto o Xavier Carro. Pero ninguno de ellos ha anunciado que vaya a romper la disciplina del Grupo Socialista.

En el Senado, el BNG ha convocado el próximo 12 de septiembre a los 34 senadores que no están bajo la disciplina de PSOE o el PP para pedir su alianza. Son necesarios 26 para solicitar esta consulta. Hasta ahora, 16 han mostrado su disposición a secundar la iniciativa. Son los de CiU (8), ERC (3) ICV (2) CC (2) y el BNG (1). No descartan adherirse PNV (3), FAC (1) y dos senadores del PSOE, Imanol Zubero y Roberto Lertxundi, del PSOE. 

Uno de los senadores socialistas insinuó ayer en la reunión con Rubalcaba que se ausentará de la Cámara Alta cuando llegue el momento de la votación, posiblemente el próximo martes, 6 de septiembre. 'Si estoy, no votaré que sí', ha señalado. Fuentes del grupo socialista han indicado que la dirección podría pedir a los parlamentarios díscolos que no acudan al pleno en el que se debata, a fin de no cosechar ningún voto contrario dentro de las filas socialistas.

DISPLAY CONNECTORS, SL.