Público
Público

El Congreso plantea bonificar la jubilación de las madres

El Pacto de Toledo negocia premiar cada hijo con años de cotización extra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Qué hace más sostenible al sistema de las pensiones, cotizar más años o tener más hijos que contribuyan al sistema? Una cuestión parecida surgió ayer en la Comisión del Pacto de Toledo, que continúa debatiendo las posibles reformas del sistema de pensiones. Al calor de una discusión sobre la posibilidad de reconocer periodos de cotización irregulares, como el servicio militar obligatorio (ver información adjunta), los diputados del PP, PNV, CiU y ERC expusieron la idea de que los periodos de cuidado de los hijos también deberían tener un reflejo contributivo de cara a la obtención de una prestación por jubilación.

Los diputados se inspiraron en los modelos que ya existen en otros países, como Francia o Alemania, para dar forma a la idea, que aún está en una fase muy primigenia. La portavoz del PSOE en la Comisión, Isabel López i Chamosa, no se opuso totalmente pero invitó a los diputados a dar más detalles antes de fijar postura.

Su homólogo en el Partido Popular, Tomás Burgos, fue uno de los principales defensores de esta propuesta que, en su opinión, animaría a incentivar la maternidad teniendo en cuenta la 'contribución demográfica'. Burgos recordó a los periodistas que en los próximos años no se podrá seguir 'externalizando' la fertilidad a través de la inmigración.

A falta de perfilar la iniciativa, el político indicó que la posible bonificación se haría sobre un periodo mínimo de aportación al sistema. Por ejemplo, a una mujer que hubiera contribuido como mínimo 14 años se le podrían reconocer más años de cotización lo que daría derecho a una prestación. Aunque el coste de esta medida podría ser elevado, el diputado popular está convencido de que la aportación para la sociedad y para la Seguridad Social sería sustancialmente mayor.

Gracias a la Ley de Igualdad, en España se ha asimilado como periodo de cotización contributiva para la jubilación y la incapacidad permanente hasta 112 días por cada parto, para aquellas mujeres que no estén dadas de alta en la Seguridad Social en ese momento. A partir del segundo hijo, se bonifica con otros 14 días de cotización. Esto ha permitido a algunas mujeres con tres hijos o más tener derecho a la prestación un año antes de lo previsto.

En cualquier caso, la posible prima siempre se sumaría a la contribución de la mujer, y no a una pensión de viudedad. Según Burgos, está posibilidad 'dignifica' el papel de la mujer en pro de conseguir una tributación propia.

El documento que el Gobierno remitió el pasado enero con recomendaciones para la reforma de las pensiones incluía algunas ventajas para las mujeres, centradas sobre todo en que las casadas con trabajadores autónomos, que hubieran ayudado al negocio tuvieran acceso a una prestación en caso de ruptura familiar. También reconocía las medidas en favor de la maternidad, pero pedía, en pro de la sostenibilidad del sistema, que se sufragaran desde presupuestos.