Público
Público

El Congreso vota la reforma constitucional con las dudas sobre CiU

PSOE y PP presionan a los nacionalistas hasta última hora para que no presenten enmiendas y se adhieran a sus votos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La reforma exprés del artículo 135 de la Constitución española se enfrenta hoy a su paso clave. La votación en el pleno del Congreso. 

Los votos asegurados de PSOE y PP (salvo las excepciones conocidas) son suficientes para que el acuerdo salga adelante para fijar un techo de déficit del Estado y las Comunidades Autónomas. Sin embargo, los dos grandes partidos siguen haciendo esfuerzos para que se adhiera CiU, que hasta última hora no despejará su decisión.

La formación nacionalista presiona para que la Mesa incluya una batería de ocho enmiendas que, además de atribuir a los parlamentos autonómicos la concreción del límite del déficit, propone fijar un techo máximo de déficit fiscal interterritorial y garantizar que el principio de solidaridad no altere las posiciones ordinales de aportación per cápita de las comunidades.

Los grupos parlamentarios tenían de plazo hasta ayer para presentar las enmiendas que considerasen oportunas al texto pactado por socialistas y populares para la modificación de la Constitución.

Fue la Mesa de la Cámara Baja la encargada de decidir sobre las veinticuatro enmiendas planteadas y las seis más ambiciosas fueron rechazadas, entre ellas las del PNV y ERC que defendían que se introdujera el derecho de autodeterminación y la de totalidad presentada por IU.

El motivo principal del rechazo para que no se debatan, según explicaron fuentes parlamentarias, es que no se referían al artículo 135 -que es el que se pretende reformar- e implicaban modificaciones que exigían un procedimiento distinto al del mero aval del Parlamento.

Los grupos firmantes de estas iniciativas presentaron sus alegaciones y será antes del pleno, que comienza a las diez de la mañana, cuando la Mesa decidirá si las acepta o no. Sí se debatirán las enmiendas de CiU en las que, principalmente, se aboga por respetar la autonomía financiera de las Comunidades y que cada una de ellas pueda fijar el límite máximo de déficit.

Poco antes de que expirase el plazo para presentar esas propuestas, el secretario general de CiU y portavoz de la federación en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, señaló que la 'línea roja' en las negociaciones con PSOE y PP radica en que 'no se limite la capacidad financiera de Catalunya'.

Duran no aclaró cuál será hoy el sentido de su voto, pero comentó que dependerá de la aceptación de las enmiendas que su formación ha presentado a la reforma. Las advertencias llegaron de la mano de Artur Mas, quien reprochó a socialistas y populares que 'pasen' de Cataluya en la reforma de la Constitución que han pactado.

Ante la trascendencia de la votación, el Movimiento 15-M decidió ayer que iba a concentrarse en los alrededores del Congreso para protestar por la negativa a celebrar un referéndum en el que los ciudadanos decidan sobre la reforma de la Constitución.

Desde primera hora de la mañana, decenas de personas hacían acto de presencia en la plaza de Neptuno, que se encontraba blindada por camiones de la Policía Nacional.

Tras la votación de hoy en el Congreso, quedaría el último trámite de la votación en el Senado, que tendrá lugar la próxima semana.