Público
Público

La consellera catalana llama a la desobediencia a la comunidad educativa

La responsable de Educación en funciones de la Generalitat, Irene Rigau, asegura que luchará "hasta las últimas consecuencias"contra la intención de Wert de españolizar a los alumnos catalanes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La consellera de Educación de Catalunya en funciones, Irene Rigau, ha asegurado esta mañana que la Generalitat no aplicará la norma por la que el ministro del ramo, José Ignacio Wert, pretende que las comunidades con lengua cooficial paguen la escolarización en centros privados cuando no haya oferta docente pública o concertada 'razonable' para los alumnos cuyos padres deseen que sean escolarizados en castellano.

'Es tan ofensivo que estoy convencida de que su no aplicación tendrá apoyo unánime en toda la comunidad educativa. No me veo como miembro de un Gobierno aplicando esta ley. Estoy en funciones, pero si me lo piden, lucharé hasta las últimas consecuencias', ha sentenciado Rigau en una entrevista en la emisora Rac1.

La consellera en funciones ha asegurado que está dispuesta a no aplicar la ley Wert 'hasta las últimas consecuencias'. A pocas horas de que el ministro de Educación presente la propuesta de reforma educativa a los consejeros autonómicos, Rigau ha denunciado que Wert sigue con temas 'de manía personal' en lugar de preocuparse porque 'los centros y las escuelas trabajen para mejorar la educación'. 'Lo que tenemos que hacer es aplicar la normativa de la Generalitat y dejar trabajar a los centros con la tranquilidad que necesitan, defendiendo nuestro modelo y que sea la Generalitat quien plante cara, si hace falta'.

Si la reforma se aprueba, ha dicho Rigau, quedará claro que 'estamos ante una involución y que [los responsables del Gobierno] han esperado a que pasasen las elecciones para sacar el proyecto de liquidación del estado autonómico y también cultural'. La consellera, que ha defendido que quien tiene que legislar sobre la lengua es el propio Parlamento catalán, ha advertido de que la propuesta de Wert no respeta 'el artículo 3 de la Constitución en relación a las lenguas cooficiales ni la voluntad popular del Parlament de Catalunya y del país en general'.

Ni siquiera Ciutadans ha visto con buenos ojos la propuesta de Wert. 'Que el catalán deje de ser lengua vehicular no es nuestro modelo', ha sentenciado su presidente, Albert Rivera, en una entrevista en la emisora La Xarxa.