Público
Público

Un consistorio de Bildu prohíbe el acceso al edificio de escoltas privados

Rubalcaba le insta a cumplir la ley, ya que la medida pondría en riesgo la seguridad de concejales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En un momento en que PP y PSE pretenden presionar a Bildu con la presentación en los ayuntamientos de mociones sobre el fin de ETA, el consistorio de Andoain, gobernado por la coalición, ha motivado otra polémica, al prohibir a los escoltas privados el acceso a edificios municipales.

Esta decisión del Consistorio guipuzcoano, que Bildu gobierna desde el sábado, dio pie a que los gobiernos español y vasco enviaran ayer nuevos avisos a la coalición. El vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, dirigió esta advertencia a todos los cargos municipales de la coalición: 'Recordar a la gente de Bildu que ha entrado en los ayuntamientos que los gobiernos estamos sometidos a las leyes, que las leyes hay que cumplirlas y que si no se cumplen, los jueces se encargan de que se cumplan'.

El consejero vasco del Interior, Rodolfo Ares, hizo pública la remisión de una carta, dirigida sólo a la alcaldesa de Andoain, Ana Carrere, en la que le advertía de 'la obligación legal del Consistorio de velar por la seguridad de todas las personas'.

Además de prohibir a escoltas privados el acceso a los edificios municipales, el Ayuntamiento de Andoain ha eliminado el arco de seguridad, una medida adoptada también por el Consistorio de Lasarte-Oria, gobernado por Bildu. El alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, indicó, por su parte, que 'está por decidir' si adoptarán medidas similares, informa Efe.

Mientras estas medidas de seguridad adoptadas por ahora de forma puntual en estos dos ayuntamientos daban pie a una nueva polémica, el lehendakari, el socialista Patxi López, se mostró favorable a seguir la iniciativa del PP para obligar a la coalición a retratarse en la votación de su moción, que pedirá una condena de todos los 'asesinatos' de ETA y su cese definitivo. López explicó, en la Cope, que su partido planteará una enmienda 'más de matiz que otra cosa' a la moción del PP, pero dejó claro que 'en lo fundamental' está de acuerdo. Todos los cargos de Bildu, que recibió el aval del Tribunal Constitucional para los comicios, firmaron un decálogo en el que rechazan el uso de la violencia.

El PNV cree que las mociones de PP y PSE no favorecen un clima de normalización. En esta coyuntura, continúan los trámites para la constitución de gobiernos. Ayer trascendió que la elección de la presidencia de Navarra y del diputado general de Guipúzcoa tendrá lugar el próximo jueves. En Navarra, 'es más que probable un acuerdo' entre UPN y PSN, según las fuentes consultadas. Hoy mismo se reunirá el Comité Regional de los socialistas navarros para analizar un acuerdo con los regionalistas. Con la eventual entrada del PSN, que había prometido el cambio en la campaña, en un Gobierno de UPN este tendrá la mayoría absoluta con 28 escaños. Todo apunta que en Guipúzcoa gobernará finalmente Bildu, en minoría, dado el alejamiento de PNV y PSE.