Público
Público

Consuelo Rumí, nueva secretaria de Estado de la Función Pública

Sustituye a Carmén Gomis. El cambio no tiene relación con la posibilidad de congelar el sueldo a los funcionarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La hasta ahora secretaria de Estado de la Función Pública, Carmen Gomis, ha decidido abandonar este cargo por razones 'estrictamente personales' y su puesto será ocupado por la actual secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí.

Ese relevo será aprobado mañana por el Consejo de ministros, según han confirmado fuentes del Gobierno, que han informado de que, a su vez, Rumí será sustituida por Ana Terrón, actual secretaria para la UE de la Generalitat de Cataluña.

Las fuentes citadas han asegurado que la salida de Gomis de la secretaría de la Función Pública estaba cerrada desde hace un par de semanas y que no tiene relación alguna con el debate en torno a la posibilidad de revisar el acuerdo al que se llegó con los sindicatos sobre el salario de los funcionarios.

Este jueves, la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, ha corregido al secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, y ha subrayado que el acuerdo salarial pactado con los sindicatos de la función pública se va a respetar 'absolutamente y al cien por cien', por lo que no habrá congelación de sueldos.

Gomis estaba al frente de la secretaría de Estado de la Función Pública desde abril del año pasado tras haber desempeñado el cargo de directora general del BOE.

Rumí ha impulsado la nueva ley de extranjería

Asumió la responsabilidad que ahora abandona después de que, tras la última remodelación del Gobierno llevada a cabo por Zapatero, la secretaría de Estado de la Función Pública pasó a depender del Ministerio de la Presidencia (asociado a la Vicepresidencia primera encabezada por María Teresa Fernández de la Vega), cuando hasta entonces formaba parte del desaparecido Departamento de Administraciones Públicas.

La nueva responsable de ese área, Consuelo Rumí, ha desempeñado el cargo de secretaria de Estado de Inmigración desde que José Luis Rodríguez Zapatero llegó a la Presidencia del Gobierno y es considerada como una persona de gran confianza del jefe del Ejecutivo, quien en el Congreso del PSOE en el que fue elegido secretario general la nombró secretaria de Ocupación, Políticas e Inmigración del partido.

Al frente de esa secretaría de Estado ha impulsado, entre otras iniciativas, la nueva ley de extranjería aprobada por el Parlamento en noviembre pasado.

Esa fue la cuarta reforma de la ley de Extranjería, que incorporó directivas europeas y sentencias del Constitucional, ofreció protección a las extranjeras maltratadas, acotó la reagrupación, incorporó nuevas infracciones como los matrimonios fraudulentos y amplió el plazo máximo de internamiento de cuarenta a sesenta días.

Ana Terrón, la nueva secretaria de Estado de Inmigración, deja el Gobierno de José Montilla, donde desempeñaba el cargo de secretaria de relaciones con la UE, para integrarse en el de Zapatero.

De larga trayectoria en el PSC, fue eurodiputada y ocupó la secretaría de política internacional del PSOE.