Público
Público

Las consultas catalanas no cuajan en el área de Barcelona

La participación, en la cuarta oleada de referendos, se queda en un 14%. La plataforma ha enviado mociones a todas las ciudades para que insten al Govern a organizar uno vinculante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los organizadores sabían que sería difícil y, aunque se llevaron alguna agradable sorpresa, se cumplieron los pronósticos. La cuarta oleada de consultas sobre el derecho a la autodeterminación de Catalunya llegó ayer al área metropolitana de Barcelona y la participación se quedó en un 14%. En esta cuarta oleada, las consultas se realizaron en 48 municipios y estaban llamadas a las urnas cerca de 500.000 personas.

Los organizadores, que no contaron con la colaboración de algunos ayuntamientos y tuvieron que luchar contra los intentos de boicot de grupos fascistas, consideraron una victoria el sólo hecho de haber movilizado a los vecinos de estas ciudades, donde el independentismo nunca ha tenido fuerza. Tras finalizar la consulta, Jordi Fàbrega, el presidente de Decidim.cat, la entidad organizadora, anunció que habían mandado mociones a todos los ayuntamientos catalanes para que propongan en sus plenos municipales instar a la Generalitat a organizar un referéndum vinculante. Según avanzó, algunos ayuntamientos ya han anunciado su intención de incluirlo en el orden del día del próximo pleno.

La consulta llegó ayer a 48 ciudades y a 500.000 habitantes

A pesar de la baja participación, la ciudad de Mataró fue ayer la excepción de la jornada y se convirtió en la ciudad grande (con más de 60.000 habitantes) que ha conseguido una mayor participación hasta ahora, con un 23,7% del total, lo que equivale a 23.006 vecinos. Otra sorpresa en favor de la participación llegó gracias a los inmigrantes. En Mataró votaron el 16,25% de los extranjeros, 1.956 personas.

En la jornada de ayer se produjeron algunos incidentes cuando vecinos contrarios a la consulta intentaron boicotearla. Uno de ellos fue en una escuela de Mataró, donde entraron dos personas de mediana edad y tiraron por el suelo las papeletas del voto secreto y llegaron a amenazar a los organizadores. También en Mataró, dos miembros de la Falange repartieron panfletos contra la decisión del rector de la Iglesia de Sant Josep de ceder la parroquia como colegio electoral. En el escrito, la Falange lamentaba que la Iglesia hubiese abandonado la 'imparcialidad' y que dejara de ser 'la madre de todos'. En Cornellà también hubo algún incidente cuando un grupo de vecinos increpó a los voluntarios y vitoreó a Francisco Franco.

En la jornada hubo intentos de boicot de grupos fascistas

Las consultas sobre el derecho a decidir han obligado a los políticos a pronunciarse al respecto. El partido que más las apoya es ERC. Su presidente, Joan Puigcercós, consideró ayer que las consultas son la base de un cambio político 'profundo' y reclamó que se organice un referéndum durante la próxima legislatura. El secretario adjunto de CDC, Felip Puig, defendió ayer que 'la obsesión de CDC es la economía pero esto no quita que tengamos el horizonte puesto en la libertad'.

El presidente de la Generalitat, José Montilla, quitó ayer importancia a la consulta. El 27 de abril cuando el referéndum llegó a Sant Just, su municipio, optó por no votar. ICV-EUiA defiende la consulta, como ejercicio de participación ciudadana, pero no ve muy clara una posible independencia. El PP, en cambio, ya hace campaña por el no' .

Arenys de Munt. La primera consulta

El pequeño municipio de Arenys de Munt fue el primero en organizar un referéndum en septiembre de 2009. También hubo algún intento de boicot de grupos de extrema derecha pero la gente del pueblo lo impidió. Numerosos vecinos de otros municipios se acercaron para mostrar su apoyo.

Reacción en cadena. Distintas oleadas

Tras la experiencia de Arenys de Munt, muchas ciudades se añadieron a la iniciativa y organizaron sus consultas, gracias principalmente a voluntarios. La siguiente votación se hizo conjunta en distintos municipios. Fue el 13 de diciembre y participaron el 30% de los habitantes llamados a las urnas. La siguiente fue el 28 de febrero (21,5%) y la tercera el 25 de abril (20%). En la de ayer, la cuarta oleada, votaron el 14%.

En 509 ciudades. Siempre gana el sí

Las consultas ya se han celebrado en 509 ciudades, donde con más o menos diferencia, siempre ha ganado el sí. Los organizadores también estaban convencidos que ayer se volvería a imponer el voto a favor.

Ya ha votado el 20%. Más apoyo que los partidos

Con la consulta de ayer, ya han participado en esta iniciativa 580.000 personas, lo que representa el 20% de los catalanes. Los organizadores de la consulta destacaron ayer que ningún partido del Parlament ha conseguido tanto apoyo en unas elecciones catalanas. El que más se acercó fue CiU, con el 17,5% de votos.

Falta Barcelona. La capital

La siguiente votación será en Barcelona. Se tratará de una prueba de fuego para comprobar si la iniciativa soberanista sigue viva.