Público
Público

Las consultas soberanistas pierden fuerza

Vota un 21% del padrón frente al 27% que lo hizo hace tres meses. El sí arrasa otra vez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El movimiento de los referendos independentistas consultivos y locales que nacieron el 13 de septiembre de 2009 en Arenys de Munt pierde fuelle. Tras una primera oleada el 13 de diciembre, en la que llamados por lo novedoso del movimiento reivindicativo votaron 170 municipios, ayer la participación fue baja sin paliativos. Se votó en 80 municipios pequeños o medianos y se volvió a añadir al censo a los jóvenes entre 16 y 18 años y a los inmigrantes del padrón al margen de su situación legal. Ejerció su derecho a sufragio un 21% de los 290.012 que podían hacerlo. Fueron unos 60.000 y se volvió a imponer el sí con el 92% de apoyos, según los datos de la organización.

En diciembre, fue un 27% de empadronados los que secundaron la llamada. Según fuentes de la organización, varias razones explican el descenso. En primer lugar, está en enfriamiento de la tensión 'con Madrid'. Esta vez, el Estado ha tenido una actitud indiferente y no ha hostigado a los ayuntamientos que han facilitado medios materiales (en Caldes de Montbui, se votó en el salón de plenos) para unas consultas alegales. En Arenys, el Estado llevó al ayuntamiento a juicio y en diciembre la Delegación del Gobierno envió requerimientos. Todo ello ha llevado asociado 'cierto apagón informativo, perjudicial en municipios grandes donde los voluntarios no han podido llegar a toda la gente'. A ello se suma que el debate está monopolizado ahora por la crisis 'y no por la sentencia del TC sobre el Estatut, que en diciembre parecía inminente'.

Puigcercós se vuelca y convierte los referendos en coto de Esquerra

Uno de los representantes de la Coordinadora de las Consultas, Josep Manuel Ximenis, relativizó la participación y valoró 'la pedagogía previa para una votación vinculante'.

En la discreta participación, hay, además, una cuestión partidaria de fondo. En todos los municipios, se cuenta con una implicación total de las bases de ERC y notable de las de CiU, además de apoyos puntuales de militantes de otros partidos. A nivel de las cúpulas, no pasa igual. En un primer momento, CDC se subió al carro. Pero su táctica electoral pasa por moderar mensajes y disputar el espacio central al PSC. Si el 13 de diciembre fueron bien visibles Felip Puig, Oriol Pujol o Quico Homs, que siguen en el escalafón a Artur Mas, ayer la presencia se redujo a un eurodiputado y dos diputados en el Parlament. Uno de ellos, Josep Rull, aclaró que las consultas 'no son la vía' de CDC y las enmarcó en una reacción a los 'incumplimentos' de Zapatero.

En CDC, el sector independentista se inquieta ante la moderación de Mas

El eurodiputado de CiU Ramon Tremosa, un independiente al que Mas fichó hace un año como reclamo independentista, estaba contrariado: 'CDC no debe tener miedo a la libertad y debe iniciar un proceso gradual para ganar soberanía hasta la independencia'. Su inquietud la comparte Alfons López Tena, ex vocal de CiU en el CGPJ y una de las caras de las consultas, que ya ha lanzado avisos en esta línea.

El temor no es sólo ceder espacio a ERC sino también a Joan Laporta y Reagrupament, igual de viscerales con el tripartito y que ven en la moderación de Mas la ocasión de captar voto independentista de centroderecha. Laporta, que ha protagonizado actos de apoyo a las consultas, activa hoy su web política (laporta2010.cat), como ya adelantó Público.

En ERC veían como el pastel de las consultas puede que empequeñezca pero es ya para ellos casi en solitario. Joan Puigcercós recorrió ayer, al igual que Joan Ridao y los principales dirigentes, media Catalunya para exhibir compromiso con un movimiento que motiva a los suyos.