Publicado: 08.07.2015 22:07 |Actualizado: 09.07.2015 13:00

¿Contrata el Gobierno a delincuentes digitales para espiar a ciudadanos?

Los archivos liberados tras el pirateo de Hacking team muestran su relación con el CNI, la Policía y la Guardia Civil. La empresa está considerada un "mercenario digital" y arrenda sus servicios a países como Sudán, Arabia Saudí o Egipto, que los han utilizado para perseguir a activistas, periodistas y disidentes. 

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 6
Comentarios:
Código binario

La silueta de un hombre reflejada sobre una trama de código binario. REUTERS

MADRID.- ¿Contrata el Gobierno a delincuentes digitales para espiar a ciudadanos? Esta pregunta, que podría parecer la trama de un filme de ciencia ficción, es exactamente lo que apuntan los 400 gigas de información liberadas en el hackeo de HackingTeam, la empresa italiana especialista en el espionaje informático y en derrumbar barreras de seguridad digitales que probó este lunes su propia medicina.

Esta compañía, que califica sus propias tecnologías como "ofensivas", está considerada uno de los cinco grandes "enemigos de Internet" por Reporteros sin Fronteras, que la califica de "mercenario digital". Ha sido acusada durante años de colaborar con regímenes autoritarios y suministrarles herramientas digitales para espiar, perseguir y encontrar periodistas y activistas. Organizaciones de defensa de los derechos humanos denunciaron que HackingTeam (HT) violaba las normas internacionales que impiden suministrar este tipo de instrumentos a países como Arabia Saudí, Sudán, Egipto o Kazajistán. La empresa lo negaba categóricamente. Sin embargo, los documentos puestos a disposición pública por uno de estos activistas, autor del pirateo de HT, demuestran que la empresa mentía. Una empresa que tiene esta clarificadora tarjeta de presentación:

"Hay una lucha global para defender la privacidad de los usuarios. Ahora mismo es la gran batalla por los derechos civiles en Internet y HackingTeam está claro de que lado está: Muchos han sufrido por culpa de las herramientas que ofrecen"

En los 400 gigas de información procedente de los archivos de la empresa se han encontrado pruebas de, por ejemplo, un contrato de 480.000 dólares con el servicio de inteligencia sudanés, fechado en junio de 2012. La documentación también muestra contactos con países democráticos, como Francia, que ultimaba la compra de un gran paquete acorde con la permisiva ley de espionaje que ha aprobado recientemente el Gobierno de François Hollande. Y también, con España. 

El pirateo de HT ha sacado a la luz que esta empresa de espionaje informático ha suministrado sus servicios al Gobierno español desde, al menos, el año 2010, bajo el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero. Fuentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) han reconocido a este medio su relación con la empresa, afirmando que todos los servicios prestados se ajustaban a la ley de contrataciones del Estado. Otras fuentes del entorno de los servicios de inteligencia han asegurado, no obstante, que las cifras de los contratos se alejan mucho de los 3,4 millones de euros que ha reflejado el diputado de ERC Joan Tardá en su pregunta parlamentaria sobre la relación del Gobierno con HT. 

La Policía y la Guardia Civil niegan haber sido clientes de la empresa, aunque algunos de los archivos filtrados, que están siendo analizados y contrastados por Público y la comunidad activista, apuntan en otro sentido. 

Análisis colaborativo

Activistas de todo el globo han unido sus fuerzas para analizar la ingente cantidad de información liberada por el activista protransparencia, que se sospecha que también fue el responsable del pirateo de otra compañía de estas características en 2014. Así lo afirma el periodista de Motherboard (Vice), Lorenzo Franceschi. 

En España, miembros de Xnet y otros activistas que colaboran con esta plataforma de defensa de la neutralidad de la red y los derechos fundamentales en el mundo digital han llevado el peso del examen de los contenidos. Dada la ausencia de herramientas para que los ciudadanos puedan preguntar directamente al Gobierno sobre su relación con HT, esta plataforma ha puesto en marcha un análisis colaborativo y una campaña de presión para conseguir que las instituciones se expliquen. ¿Qué servicios contrataron las fuerzas de seguridad españolas con HackingTeam? ¿Se utilizaron para espiar a ciudadanos, periodistas o activistas? ¿Violó el Estado su privacidad o la confidencialidad de sus conversaciones, como permiten las herramientas de HT?

"Hay una lucha global para defender la privacidad de los usuarios. Ahora mismo es la gran batalla por los derechos civiles en Internet y HackingTeam está claro de que lado está: de los que persiguen a la gente que está luchando por estos derechos. Muchos han sufrido por culpa de las herramientas que ofrecen", denuncia Sergio Salgado, miembro de Xnet. En esta "batalla", hecha pública tras las revelaciones de Edward Snowden —ex analista de la agencia de seguridad estadounidense subcontratado por una empresa como HT—. los activistas antiespionaje han dado el último golpe.