Público
Público

Las conversaciones entre los Anonymous detenidos y sus abogados fueron ‘pinchadas’

Expertos jurídicos creen que estas grabaciones vician todo el caso por dañar el derecho a la defensa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las conversaciones entre algunos de los miembros de Anonymous detenidos hace un mes con sus abogados fueron pinchadas. Este hecho podría provocar la invalidación del caso o una querella contra la jueza que lo lleva por prevaricación. El sumario revela también la existencia de dos infraestructuras diferentes y enfrentadas en el movimiento ciberactivista

La operación policial se inició en los días previos a las elecciones de mayo. Tras una denuncia de la Junta Electoral Central (JEC) el 18 de mayo por haber sufrido un ataque de denegación de servicio (DDoS, en el que una petición masiva de conexiones tumba una web), la policía decidió precipitar una operación en la que venía trabajando desde enero. Más aún cuando, según recoge el sumario, los ciberactivistas preparaban otros ataques contras las páginas del PSOE, PP y CiU para el 20 de mayo, a dos días de las elecciones. Son los días de mayor efervescencia del movimiento de los indignados.

Según recoge el sumario, los agentes se ganaron la confianza de los detenidos tras infiltrarse en sus redes de chat desde enero. La confianza fue tal que consiguieron citarse con uno de los tres ciberactivistas, Mugen, detenido en Arenys de Mar el 30 de mayo. La policía dice de él que contacta personalmente con otros miembros del chat de Anonymous con los que queda para coordinar posibles objetivos de ataques 'como queda acreditado en su desplazamiento a la acampada de Sol entre el 26 y el 29 de mayo', dicen en uno de sus informes. Un agente infiltrado aprovechó entonces para citarse con él junto al Oso y el Madroño, la popular estatua de la Puerta del Sol. Una vez allí, y tras sacarle toda la información que pudo, se activó un dispositivo de identificación para poner nombre y apellidos a Mugen. Cuatro días después era detenido. Era,junto con otro de los detenidos, Wicker, el responsable de uno de los servidores que dan apoyo a Anonymous en España.

Sin embargo, en otra parte del caso, sería el tercero de los detenidos, Devnuller, apodo con el que se daba a conocer un joven gijonés, el que habría coordinado el ataque contra la web de la JEC, acción que desencadenó la operación policial. Aunque el chico asegura que en su casa sólo había un servidor de chat, la policía le señala también como responsable de la red Anonworld, una de las dos infraestructuras que usan los Anonymous españoles. Sin embargo, en las conversaciones que mantiene con su abogado él insiste en que el día del ataque DDos se encontraba embarcado frente a las costas de Almería, ciudad en la que fue detenido.

El sumario recoge toda una serie de conversaciones entre Devnuller con sus padres, su novia y hasta un amigo guardia civil que le aconseja que se busque un abogado. David Maeztu termina por hacerse con su caso. Según consta en la documentación depositada en el Juzgado de Instrucción nº 4 de Gijón, que centraliza el caso, todos han sido grabados, el letrado incluido.

'Lo relevante no es que me graben sino que eso se use como prueba', dice Maeztu. Aunque no quiere hablar demasiado y prefiere hacerlo de otra manera, asegura que estas grabaciones no pueden aceptarse. 'No estoy de acuerdo con tales grabaciones. Lo he puesto en conocimiento del colegio de abogados', añade. También, según consta en el sumario, ha alegado que el procedimiento tiene un segundo vicio de forma. La policía obtuvo de la jueza autorización para revelar quién estaba detrás de una dirección IP (número que identifica a toda máquina conectada a internet) cuando esta revelación solo puede permitirse para casos graves y, según el letrado, la acusación de un delito por daños informáticos, no lo es.

Derecho a la defensa

Para la policía, Anonymous en España sufrió una división en abril pasado. Habría entonces dos corrientes, Anonworld y Anonnet. Sin embargo, fuentes consultadas dentro del movimiento, aunque reconocen la existencia de esas dos infraestructuras en internet, niegan que haya dos Anonymous. De hecho, la propia policía reconoce que ambas redes han participado en ataques conjuntos. Devnuller sería uno de los responsables de Anonworld mientras que Mugen y Wicker, detenido en Alicante, eran, siempre según la versión de la policía, los responsables del servidor Anonnet. La policía española, según se deduce del sumario, se interesó por Anonymous en octubre ya antes de hacerse famoso el colectivo al defender a Wikileaks tirando páginas de varias empresas, y con sus primeros ataques en España para protestar por la Ley Sinde.

Pero toda su investigación se podría ir al traste por las grabaciones a los abogados defensores. 'Si un juez las ordena, lo que los investigados hablen con sus abogados no debe incorporarse al procedimiento', opina Enric Bertolín, del Gabinete Jurídico Fermín Morales, de Barcelona. 'Si no es así, el derecho de defensa, pilar de nuestro ordenamiento, queda sin contenido', añade. Bertolín pone como ejemplo las escuchas en el caso Gurtel, que le costaron al juez Baltasar Garzón ser acusado de prevaricación. 'Si son las únicas pruebas, puede ocurrir que el juez se quede sin caso', comenta. Pero puede ocurrir algo peor. 'Si las conversaciones no son expulsadas, se podría interponer una querella criminal por prevaricación', advierte.

La razón es obvia. Como explica Bertolín: 'No puede ser que, en la vista oral, el juez ya sepa todos los argumentos de la defensa. Las reglas del juego son otras y son reglas que nos ha costado mucho conseguir'.

- La policía acusa a los tres detenidos de participar en todas las acciones protagonizadas por Anonymous en España. Sin embargo lo que desencadena la operación es una denuncia de la Junta Electoral Central.

- El sumario también recoge varias conversaciones de los ciberactivistas para ir contra los sitios de las fuerzas del seguridad del Estado por su violencia contra los Indignados.

- Uno de los detenidos relata la existencia de una red de una decena de ciberactivistas que mantienen los chat desde los que lanzan los ataques.

- Aunque las investigaciones se inician en enero, es con el registro en la casa de ‘Devnuller' y la declaración de ‘Mugen' con lo que consiguen dibujar un esbozo de la infraestructura de Anonymous en España.

- Aunque la policía les acusó en su día de ser la cúpula de Anonymous, según su propio sumario, habría aún más gente involucrada. También el reciente ataque a la web de Telefónica desmontaría esta tesis.