Público
Público

Corbacho considera que no tiene sentido retrasar la jubilación en este momento

El ministro lo justifica porque el "mercado está destruyendo puestos de trabajo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha afirmado hoy que la propuesta del Gobierno de retrasar a los 67 años la edad de jubilación, que podría entrar en vigor en 2013, 'no tendría sentido como medida inmediata, cuando el mercado está destruyendo puestos de trabajo'.

En declaraciones a Rac-1 recogidas por Efe, el ministro ha afirmado que la medida responde a un 'análisis demográfico de futuro', por lo que no entraría en vigor 'hasta dentro de tres o cuatro años'.

'Sería mala' si se planteara como una respuesta a la crisis, ha explicado Corbacho, y ha añadido que 'el problema' se dará en el futuro, ya que la población envejece y los jóvenes se incorporan cada vez más tarde al mercado laboral.

El ministro ha subrayado que al demorar la edad de jubilación se pretende incorporar al mercado de trabajo 'al mayor número posible de personas', ya que en 2050 el peso de los mayores de 65 años en el conjunto de la población española representará el 50%, ha afirmado.

Corbacho ha abogado por 'flexibilizar' la jubilación, de modo que a partir de determinada edad un trabajador pueda dedicar únicamente una parte de su jornada a 'aportar experiencia y conocimiento a la empresa'.

Acerca de la actual coyuntura económica, el ministro ha remarcado que España está 'al final de la fase de ajuste de puestos de trabajo' y ha augurado que la situación podría comenzar a remontar a partir de junio salvo que haya alguna circunstancia 'que altere las previsones'.

Estas palabras de Corbacho, unidas a las que ha pronunciado hoy la vicepresidenta económica, Elena Salgado , suavizan en cierto modo la postura del Gobierno ante el aluvión de críticas que ha  generado la propuesta. 

'Esto no es más que una propuesta que el Gobierno presenta en el momento que cree más conveniente [...] pero lo hacemos para que se dialogue en el Pacto de Toledo', ha dicho Salgado. 'Es una propuesta abierta', ha aclarado en tono conciliador.