Público
Público

Corbacho pide "serenidad" con las mociones antiburka

Figueres se suma a la prohibición, pero Terrassa lo rechaza en el pleno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, llamó ayer a la 'serenidad' ante la cadena de mociones antiburka en los municipios catalanes. El representante del Gobierno socialista señaló en una entrevista a TV3 que a este paso habrá más prohibiciones que mujeres que usen el velo integral. CiU, PP y la Plataforma per Catalunya llevaron ayer a los plenos de Terrassa y Manresa el veto al burka y el niqab, y Figueres, gobernada por CiU, ERC e ICV, será la primera ciudad de Girona que prohibirá estas prendas.

El mensaje lanzado por Corbacho fue claro: 'No crear problemas donde no los hay'. La legislación estatal ya impide en la actualidad entrar en dependencias públicas con el rostro tapado, así como imponer el uso de este tipo de prendas. Tanto el Código Penal como la Ley contra la Violencia de Género regulan ya lo que piden los prohibicionistas.

El impulso de las mociones de Barcelona, Lleida, Tarragona, El Vendrell y Coín (Málaga) sólo han contado hasta ahora con la oposición de ICV, cuyos concejales han tildado las propuestas de antiinmigrantes.

'Primero fue el padrón, luego las ayudas sociales, ahora el burka. Todo este juego empaña la integración y no caeremos en eso', espetó el concejal ecosocialista de Reus, Albert París. Este municipio de Tarragona rechazó el pasado viernes una moción que prohibía el uso del velo.

Algunos líderes socialistas, como la secretaria de política internacional y cooperación, Elena Valenciano, se han opuesto 'totalmente' a legislar sobre esta cuestión. Sin embargo, el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, anunció que la pendiente Ley de Libertad Religiosa aplazada sine díe prohibirá el uso del burka, cuyo uso en España es nulo.

La líder del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, defenderá hoy en el Senado la prohibición total de los velos integrales en la vía pública. La conservadora ha añadido que la intención del Gobierno de prohibir estas prendas a través de la Ley de Libertad Religiosa es una 'excusa' para eliminar los símbolos cristianos.

La moción que CiU y PP presentaron ayer en Terrasa pretendía prohibir el burka y el niqab en las instalaciones municipales. El texto del PP iba más allá y quería extender la limitación hasta la calle y los espacios públicos 'sin finalidades religiosas'. El texto que se aprobó finalmente fue el propuesto por el Gobierno local (PSC, ERC e ICV), que recibió los votos de los nacionalistas tras una transacción. La moción insta al Estado y a la Generalitat a establecer un marco común en la materia y censura las prendas, pero no las veta.

En Figueres, CiU anunció que las tres fuerzas del Ejecutivo prepararán para el pleno de julio una modificación del Plan Local de Civismo que impida el uso del burka y el niqab en edificios públicos.

Todas las mociones han sido presentadas para favorecer la 'igualdad' y la 'dignidad' de la mujer, sin embargo, expertos de asociaciones como Amnistía Internacional señalan que es 'prematuro' asumir como cierto que las mujeres musulmanas llevan esta prenda por la coacción de sus maridos.

Al cierre del diario, se desconocía el resultado de la votación en Manresa. Hoy llega el debate a L' Hospitalet de Llobregat, el segundo municipio de Catalunya.