Público
Público

Correa utilizó la visita del papa a Valencia para pagar las obras de su casa de Ibiza

Teconsa le abonó la remodelación a cambio de la adjudicación de Canal 9 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Francisco Correa, el cabecilla de la trama Gürtel de corrupción que permanece en prisión preventiva, usó la visita del papa a Valencia en 2006 para abonar obras en su casa de Ibiza, en Punta Grossa, por la que pagó a través de su empresa Osiris Patrimonial 1,35 millones de euros, según recoge un informe de la brigada de blanqueo de capitales del pasado 9 de mayo incorporado al sumario del caso.

Correa inició las obras en la vivienda en febrero o marzo de 2006, pero fueron paralizadas un año después, en mayo de 2007, debido a una denuncia interpuesta por un vecino. Según denunció este, la remodelación emprendida por Correa incumplía la legislación vigente en Ibiza sobre construcción en época estival, indica la Policía.

La operación para el pago de las obras, que costaron al menos 625.041 euros, se hizo a través de las compañías Begar, del imputado José Luis Ulibarri, y Teconsa. La trama trató de ocultar que eran estas compañías las verdaderas pagadoras de la remodelación, según la Policía. 'Teconsa realizó una serie de ingresos en una cuenta del Banco Santander a nombre de Special Events, cuyo fin era el pago de las facturas generadas como consecuencia de las obras de remodelación. [Con estos pagos] se trata de reconducir a la organización de Francisco Correa una parte del beneficio económico obtenido por Teconsa' en la visita del papa a Valencia, concluye la Brigada de Blanqueo.

Las obras empezaron en 2006, pero se pararon en 2007 al incumplir la ley

Como ya habían destacado informes previos, Canal 9 adjudicó a Teconsa el contrato para la instalación de equipamientos de sonorización del V Encuentro Mundial de las Familias de julio de 2006, al que asistió el papa Ratzinger. Gracias a ese contrato, cifrado en 6,4 millones, la trama se repartió casi tres en comisiones.

En este nuevo informe, la Policía avanza en el análisis del concurso amañado: 'Teconsa actuó en ese acto realmente como una empresa pantalla y no como la sociedad que debía organizar el encuentro, a pesar de haber modificado su objeto social en fechas próximas a la adjudicación'. 'Quien realmente realiza el evento remata la Brigada de Blanqueo es la organización de Francisco Correa a través de la contratación de otras empresas especialistas en estos eventos, utilizando a Teconsa como sociedad adjudicataria ficticia, tras la cual actúan con total opacidad y a la que se remunera su papel protagonista con el pago de una comisión de 200.000 euros'.

La trama trató de ocultar quién pagó en realidad la remodelación

La forma de actuar en el caso de Begar, también implicada en el pago de las obras en la casa de Ibiza, consistió 'o bien en el pago directamente de las facturas [de casi 180.000 euros] o bien, a través de la entrega de un millón de euros a la sociedad Consultoría y Gestión de Inversiones [administrada por Jacobo Gordon, imputado en el caso y antiguo socio de Alejandro Agag] en pago a Francisco Correa de una comisión por su intermediación en la adjudicación a UFC de una parcela de Boadilla del Monte'. UFC pertenece igualmente a Ulibarri.

La empresa de Gordon 'paga directamente las facturas, o bien realiza la misma práctica que Teconsa inyectando dinero en Easy Concept', otra empresa de la trama, que es la que finalmente paga. 'Consultoría y Gestión es una mera sociedad instrumental empleada remacha la Policía para justificar la recepción de un millón de euros por cuenta de la organización y que después esta destina a diferentes gastos', como las obras en la casa de Correa.

'Las sociedades que pagan las facturas no son las mismas a las que generalmente se dirigen estas. Las facturas se remiten a Teconsa, Begar o Consultoría y Gestión de Inversiones, mientras que las sociedades ordenantes de las transferencias son Kintamani y Special Events (ambas de Correa), en la mayoría de los casos con dinero previamente inyectado en cuentas bancarias a su disposición', agrega la Policía.

Una empresa de Jacobo Gordon también se usó como intermediaria

La Brigada de Blanqueo resume así la operación: 'Mediante esta estrategia se trata de dar opacidad a la propiedad de la casa de Ibiza, al pago de las facturas generadas y a la propia organización de Correa como auténticos beneficiarios de la ejecución del contrato con la Televisión Pública de Valencia por la organización del V Encuentro Mundial de la Familia'. Y esto lo hace 'interponiendo a Teconsa como sociedad pantalla, la cual procede a la devolución del precio a la organización de Correa a través del pago de las obras' de Ibiza.