Público
Público

Los dos corredores heridos de mayor gravedad en el encierro del domingo evolucionan favorablemente

Permanecen estables dentro de la gravedad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los dos corredores heridos de mayor gravedad en el encierro de ayer, domingo, un pamplonés de 44 años y un riojano de 53, evolucionan favorablemente, aunque dentro de la gravedad, según informó esta mañana el director de Urgencias del Hospital de Navarra, Fernando Boneta.

Se trata de un mozo de 44 años, natural de Pamplona, que permanece ingresado en la UCI del Hospital de Navarra tras ser empitonado en el tórax en el tramo de Telefónica cuando corría delante de un toro cárdeno claro que se había quedado descolgado del resto de sus hermanos.

El segundo corredor era un vecino de Calahorra de 53 años, que sufrió una herida por asta en el cuello en el tramo de Mercaderes y que está ingresado también en la UCI del Hospital Virgen del Camino. Según Boneta, no se teme por la vida de ninguno de los dos.

Además, otros tres heridos del encierro de ayer están ya ingresados en planta. Son A.T.S. de 32 años, procedente de Madrid, que sufrió heridas por asta de 8 cm y 16 cm en el muslo derecho en Estafeta; el pamplonés P.A.I. de 51 años de edad, que recibió una cornada en el brazo de 20 centímetros en el Ayuntamiento, y J.C.E. de 25 años, vecino de Noáin, que presentaba policontusiones en extremidades y al examinarle le descubrieron que presentaba una herida por asta de toro, de dos centímetros en la zona occipital, sufrida en el tramo de Estafeta.

Por otro lado, uno de los heridos del día 10, un varón de 61 años, permanece en la UCI con una contusión pulmonar con neumotórax y con pronóstico grave, aunque evoluciona favorablemente.

Además, otros dos corredores heridos en el mismo encierro del viernes están ya en planta. Se trata de A.S.O., londinense de 20 años, corneado en el muslo en Telefónica y el sevillano C.G.C., 27 años, que fue cogido por un toro en el muslo derecho en el callejón de la plaza de toros.

Por otro lado, un ciudadano francés de 43 años que se precipitó el día 11 desde una altura de cuatro metros en el parque de la Taconera de Pamplona, sigue ingresado grave pero con pronóstico estable.