Público
Público

La corrupción liquida a Munar en Balears

Una confesión fuerza la renuncia de la presidenta del Parlamento de las islas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La corrupción que se practicó, alegremente, durante la pasada legislatura (2003-2007), en la cual gobernaba el PP con el apoyo de Unió Mallorquina (UM), se ha cobrado una nueva víctima. No una cualquiera. La actual presidenta del Parlament balear y presidenta de honor de UM, Maria Antònia Munar, dimitió de su cargo el viernes por la tarde y anunció, en un comunicado, que abandona la política.

No le quedaba otra salida. Su segundo la legislatura pasada, el ex vicepresidente del Consell de Mallorca cuando Munar gobernaba la institución, Miquel Nadal, reconoció por la mañana una trama de financiación ilegal del partido, UM, en la cual habría participado él mismo y Munar. Nadal compareció como imputado ante el juez que instruye la operación Maquillaje, que investiga el presunto desvío de fondos públicos desde el Consell a diversas productoras audiovisuales que lideraban testaferros de miembros de UM.

Su número dos la acusa de usar dinero público para financiar UM

Nadal dijo ante el titular del juzgado de instrucción número 2 de Palma, Juan Ignacio Lope Sola, que Munar le entregó 300.000 euros en efectivo en su coche oficial, en un trayecto entre Inca y Palma, y además de noche, con el propósito de comprar el 50% de las acciones de Video-U. Esta es una productora audiovisual que recibió subvenciones millonarias por parte del Consell de Mallorca para poner en marcha la televisión insular. El dinero que Munar (que por aquel entonces todavía era presidenta de Unió Mallorquina y del Consell), entregó a Nadal procedía de las arcas del partido, según él mismo confesó al juez. De esta forma, Nadal y Munar pasaron a controlar esta empresa a través de testaferros. La compañía realizó el seguimiento de la campaña electoral de 2007 al mismo tiempo que recibía subvenciones oficiales.

Nadal, elegido por Munar para reemplazarla al frente de UM en 2007, está imputado en el caso Maquillaje. Ayer compareció de forma voluntaria para confesar su implicación en esta trama. El también ex conseller de Turismo (ya con el Gobierno del socialista Francesc Antich) y ex edil en Palma está imputado en otras dos causas abiertas por corrupción.La primera es el caso Can Domenge, que investiga supuestas irregularidades en la venta de un solar palmesano propiedad del Consell en la pasada legislatura. La segunda es la operación Voltor, sobre supuestas ilegalidades cometidas en el Instituto de Estrategia Turística (Inestur), cuando era conseller de Turismo. Por esta causa está en libertad bajo fianza de 100.000 euros.

Después de que Nadal tirara de la manta, Munar necesitó sólo horas para anunciar su dimisión como presidenta del Parlament balear. A través de un comunicado enviado desde la oficina de prensa de UM, la presidenta de honor de la formación negó de forma 'rotunda' la 'veracidad' de las declaraciones del 'señor Nadal'.

Munar niega los cargos y dice que siempre ha respetado la ética

Aseguró además que, 'como se demostrará', a lo largo de su carrera 'siempre' ha actuado de acuerdo con la 'más absoluta legalidad' y en consonancia con la 'ética política'. A pesar de su defensa, el comunicado termina con el anuncio de su retirada de la vida política precisamente por 'responsabilidad política'.

'Es la decisión adecuada', dijo la secretaria de Organización del PSIB-PSOE, Rosa María Alberdi. Con su dimisión 'se limpia el escenario político', se oyó de boca del portavoz del PP, Francesc Fiol. Las Balears 'no se merecen que su Parlamento esté presidido por una persona en su situación', añadió Miquel Àngel Llauger desde el Bloc per Mallorca.

Las primeras reacciones no dan cuenta, con todo, de la gigante figura de Munar, conocida en las Illes como Sa Princesa, y no por casualidad. Munar (Barcelona, 1955) ha impregnado la política del archipiélago desde 1979, cuando fue elegida alcaldesa de Costitx. Ella hizo de UM un partido bisagra clave, capaz de gobernar con el PP y con la izquierda, sacando el máximo rendimiento a muy pocos votos (menos de 30.000 en 2007).

Nadal no fue el único que ayer encendió el ventilador. El ex director de Televisió de Mallorca y ex gerente de la productora Video-U, Miquel Oliver, también vinculó a Munar y a Nadal con la empresa. Oliver compareció ante el juez también ayer como imputado. Oliver relató que Nadal obligó a la productora a contratar a gente de su confianza, cuyas funciones estaban relacionadas con su candidatura a la Alcaldía de Palma, en 2007.

La dimisión de Munar abre otro proceso de cambio en Balears 20 días después que Antich echara a UM del Ejecutivo por los casos de corrupción. El presidente ahora gobierna en minoría con el Bloc.

El nuevo presidente del Parlament se decidirá en un pleno que se celebrará, previsiblemente, el 9 de marzo. Mientras, la presidencia la ejercerá la socialista Aina Rado, actual vicepresidenta primera.

El Govern balear se persona como parte perjudicada en el ‘caso Ordinas'. Se trata de un proceso que investiga una presunta trama de desvío de fondos públicos a través del Consorcio de Desarrollo Económico de les Illes durante la legislatura pasada. El caso, que asumió el Tribunal Superior de Justicia de les Balears, cuenta entre sus imputados con un aforado, el diputado conservador, Josep Juan Cardona, que fue conseller de Comercio, entre 2003 y 2007. El Tribunal ha comunicado que los fondos malversados procedían de las arcas autonómicas, y por eso el Govern se personará como principal perjudicada. Además de este caso, el Govern está personado en la ‘operación Voltor' (Cuervo, en catalán), y en el Palma Arena.