Público
Público

Cortés recuerda al PP que no sería el primer imputado en ir en sus listas

El padre de Mari Luz asegura que sería "injusto" quedarse fuera el 20-N

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Juan José Cortés aprieta al PP para que mantenga viva su 'carrera política' pese a estar supuestamente implicado en un tiroteo en Huelva tras una disputa familiar en la que un hombre resultó herido leve.

El padre de Mari Luz, la niña de cinco años asesinada en enero de 2008 por un pederasta que debía estar en prisión, afirmó ayer que sería una 'injusticia' que el partido que lidera en Andalucía Javier Arenas, que apostó por él, lo dejara fuera de las listas al Senado o al Congreso por Huelva, para las que su nombre llevaba meses sonando con insistencia. 'Hay otros imputados que han estado en listas electorales y no ha pasado nada. Además mi caso no tiene que ver con la política, es personal, con más razón no debería importar para nada', señala en declaraciones a Público.

Las fallas en el sistema judicial evidenciadas por el conocido como caso Mari Luz empujaron a Cortés, antes militante socialista, a destacarse en política. Tuvo contactos con dirigentes del PSOE él asegura que Alfredo Pérez Rubalcaba intentó ficharlo, coqueteó con UPyD y acabó decidiéndose por el PP, donde tanto Mariano Rajoy como Arenas consideraron asumible su discurso por el endurecimiento del Código Penal para asesinos y violadores, que incluía incluso la reivindicación de la cadena perpetua revisable.

Fue un importante activo durante la campaña de las pasadas elecciones municipales

El PP lo nombró asesor de Justicia. Pero no sólo eso. Fue también un importante activo durante la campaña de las pasadas municipales, en las que el PP aprovechó el tirón y el ascendiente de Cortés, pastor evangélico, en diversas comunidades evangélicas y gitanas. Cortés recuerda estos días que hay más de dos millones de votos detrás de él. 'Creo que tengo mucho que aportar', insiste.

El PP evita pillarse los dedos. 'El tema de las listas no se ha planteado', dijo ayer Antonio Sanz, secretario general del PP-A. 'Tenemos poca información, no hay que precipitarse ni sacar conclusiones a la ligera', añadió. Tanto Sanz como Arenas y otros dirigentes han mostrado cariño personal hacia Cortés, pero frialdad política. El padre de Mari Luz, que el jueves quedó en libertad acusado de amenazas, lesiones y daños, afirma que su 'lealtad' y su 'confianza' en el partido es total, pero ya ha dejado caer el término 'injusticia' y ha sacado a colación el tema de los imputados, siempre incómodo para un partido, más con comicios a la vuelta de la esquina.