Publicado: 13.09.2012 19:03 |Actualizado: 13.09.2012 19:03

Cospedal cobra a los 'sin papeles' 222 euros por ir a urgencias y hasta 6.200 por parir

Por cada día que un niño esté ingresado en una unidad pediátrica de algún hospital de Castilla-La Mancha, sus padres tendrán que pagar 700 euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los inmigrantes ilegales que vivan en Castilla-La Mancha pagarán con creces su llegada a España en busca de una vida mejor. Una resolución publicada este jueves en el Diario Oficial (ver PDF) de la comunidad que preside la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, establece los precios a los que deberán hacer frente los usuarios que tras la reforma sanitaria del Gobierno central no tienen derecho a la asistencia gratuita, caso de los inmigrantes sin tarjeta de residencia, unos 153.000 según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así, aquellos sin papeles que ya no tengan tarjeta sanitaria y vayan a Urgencias tendrán que pagar 222,73 euros tanto si ingresan en el centro como si son dados de alta. Además, tendrán que sufragar aparte los gastos de las pruebas adicionales que se les realicen en esos servicios de urgencias y que superen el precio fijado para la consulta. El Gobierno central, en su real decreto 16/2012, de 20 de abril, garantizaba la asistencia sanitaria a los extranjeros "no registrados ni autorizados como residentes en España" en casos de "urgencia por enfermedad grave o accidente, cualquiera que sea su causa, hasta la situación de alta médica" y en casos de "embarazo, parto y postparto"

Son especialmente llamativos los precios que ha establecido el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), para los partos. Una mujer que dé a luz sin que durante el parto sufra ningún tipo de complicación tendrá que pagar 2.369,48 euros. Si surge algún problema en la sala, esa cifra asciende a los 3.114,97 euros, y si por diversas circunstancias tiene que aplicársele una cesárea de alto riesgo y sufre complicaciones, el montante a pagar podría llegar incluso hasta los 6.264,49 euros. Una cesárea con complicaciones asciende a 4.392,77 euros.

El texto establece, asimismo, las cantidades a pagar en el caso de tener que sufrir un ingreso hospitalario. Los cinco primeros días, si el paciente es un adulto tendrá que abonar 580,75 euros cada día en los hospitales de Albacete y Toledo. Pero si es un niño que por cualquier enfermedad o trastorno tiene que pasar una noche en la unidad de pediatría, la cantidad ascenderá hasta los 696,25 euros. La estancia en la UVI, la UCI o en unidades coronarias de ambos centros costará, por los cinco primeros días, 1.497,53 euros. En los hospitales de Almansa, Hellín, Puertollano, Valdepeñas o Tomelloso, la factura por la misma estancia en la UCI, por los primeros cinco días, sube a 2.824,04 euros. 

Castilla-La Mancha no es una de las CCAA que se han rebelado contra el Ejecutivo de Rajoy

La resolución fija las tasas por distintos servicios y pruebas: intervención quirúrgica ambulatoria, 738,41 euros; sesión en un hospital de día onco-hematológico, 255,50 euros (medicación aparte); consulta de radioterapia, 126,37 euros; una resonancia magnética, 294,31 euros; una mamografía para diagnóstico, 82,62 euros; una citología, 37,43 euros; una hemodiálisis, 282,64 euros; una laparoscopia, 263,24 euros; una amniocentesis, 229,19 euros; una audiometría, 183,89 euros. Los traslados por servicio de urgencias y emergencias en una ambulancia de soporte vital avanzado (una UVI móvil) cuesta 1.033,13 euros.

Castilla-La Mancha no fue una de las autonomías que anunciaron, cuando los inmigrantes sin papeles perdieron su tarjeta sanitaria, el pasado 1 de septiembre, su rebelión contra el decreto del Gobierno de Mariano Rajoy y su decisión de atender a los inmigrantes en condiciones iguales o semejantes a las de antes. Así lo hicieron el País Vasco, Asturias o Andalucía (todas ellas gobernadas por el PSOE), Canarias, Catalunya o algunas comunidades del PP como Galicia, ya en precampaña electoral