Público
Público

Cospedal crispa a Catalunya llamando "fascista" a Montilla

La secretaria general del PP insulta al president por su negativa a pactar con los conservadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Si tras la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut el PP tenía en Catalunya una estrategia de pasar página y superar el aislamiento, hoy la secretaria general de los conservadores frustró la maniobra de su líder catalana, Alicia Sánchez-Camacho. La número dos de Mariano Rajoy enrareció y crispó el ambiente al calificar de 'fascista' al president José Montilla por su firmeza ante el fallo del TC que amputa parte del texto que los catalanes aprobaron en referéndum.

En declaraciones a Onda Cero, Cospedal aseguró que la actitud de excluir al PP de las alianzas postelectorales y convocar a la marcha unitaria contra el recorte que para el 10 de julio promueve la sociedad civil catalana con apoyo de los partidos no sólo es 'antidemocrática' sino también 'muy fascista'.

El PP intentó corregir el entuerto asegurando que calificó su actitud

Cospedal atribuyó la actitud del president al hecho de que está 'en caída libre en términos de perspectivas electorales' y que eso hace que no caiga en que 'no vale todo'.

A vueltas con el Tinell

Para ella 'ni valen rebeldías, ni rebeliones institucionales, ni reediciones del Pacto del Ti-nell', el acuerdo que dio lugar al primer pacto de izquierdas en la Generalitat y por el que PSC, ERC e ICV-EUiA se comprometían a no llegar a acuerdos de colaboración política estable con el PP, que entonces, en 2003, gobernaba España con mayoría absoluta. El miércoles, Iniciativa per Catalunya Verds pidió a Montilla, y este lo aceptó, que firmara de nuevo no tener acuerdos con los conservadores.

La número dos frustra los intentos de Camacho de centrar el partido

Cospedal recordó que el TC es, pese a tener a varios de sus miembros con mandato caducado, el 'máximo intérprete de la Constitución'. 'Creo que los comportamientos antidemocráticos y en los que se excluyan a determinados partidos porque no piensan igual son muy antidemocráticos y muy fascistas', aseguró Cospedal.

La mano derecha de Mariano Rajoy aseguró que el partido busca el 'mejor resultado' en Catalunya para después poder ser decisivo. Camacho pretende no sólo condicionar un Gobierno de CiU, sino también integrarlo.

Las palabras de Cospedal indignaron a los partidos catalanes. Tanto que el PP se vio obligado a matizar, que no rectificar, sus palabras. La formación emitió un comunicado para salir al paso de muchas lecturas 'erróneas', y 'algunas malintencionadas', de sus palabras. Aclaró que no quiso llamar 'fascista' al president de la Generalitat sino al Pacto del Tinell.

En el comunicado se atribuía, a partir de las palabras de Montilla del miércoles, la intención de reeditar un acuerdo similar al president, que según ellos excluye 'de la vida política a un partido que defiende la Constitución y la igualdad entre españoles'.

La Presidencia del Govern emitió otra nota, en la que recordó que Montilla se ha reunido varias veces [el mismo miércoles la última] con Sánchez-Camacho. Recordó el derecho que tiene el líder del Govern a no querer pacto alguno con un partido 'que desprecia la voluntad de autogobierno y el reconocimiento nacional de los catalanes'. El comunicado subrayaba la actitud del PP con el Estatut, que llevó al TC.

Los partidos catalanes criticaron a Cospedal y pidieron respeto para Montilla. El PSC recordó que el PP no ha sido beligerante con ideologías totalitarias como el franquismo a lo largo de su existencia. El PSOE también reprendió a la número dos del PP y defendió el derecho del president a manifestarse.