Público
Público

Cospedal destaca que Camps no está "imputado por violación"

Rajoy no explica por qué distingue entre Madrid y Valencia en el 'caso Gürtel'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PP se ve abocado cada día a tirar de más filigranas para respaldar a Francisco Camps y su candidatura a la Presidencia de la Generalitat Valenciana en 2011. Ayer, en declaraciones a Punto Radio, la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, defendió a su compañero de filas porque su situación judicial acusado de cohecho impropio por recibir unos trajes de la trama Gürtel no es comparable a la de un 'imputado por violación'.

La número dos del PP repitió que el jefe del Consell será el candidato, pues un imputado 'sí puede ir en las listas'. No piensa lo mismo el líder del PP de Balears, José Ramón Bauzá, quien anunció unos días que él no pensaba contar con ningún procesado.

Cospedal dijo que cuando uno se refiere a causas judiciales, se debe analizar 'caso por caso'. 'Si uno está imputado por una violación, en donde los indicios parece que son verdad, pues le diría que no', pero 'identificar a un imputado con un condenado es un error', resaltó. La mano derecha de Mariano Rajoy reiteró que 'no se puede dar lugar a que la presunción de inocencia sea destruida de un día para otro'.

Además, defendió que su partido había tomado 'muchísimas decisiones' para castigar a los presuntos corruptos, 'a diferencia de otros partidos que cuando tienen casos similares no hacen nada'. Sin embargo, la cúpula de los conservadores no actúa contra Camps ni tampoco contra los presidentes de las diputaciones de Castellón y Alicante, Carlos Fabra y José Joaquín Ripoll, imputados por varios delitos de corrupción. Tampoco ha adoptado medidas contra el PP valenciano después de que un nuevo informe policial afianzara las sospechas de financiación ilegal de la formación regional. El lunes, Cospedal ya advirtió de que la dirección nacional no actuaría hasta que hubiera 'resoluciones judiciales de cierta entidad'.

En Melilla, Rajoy también tuvo que hacer frente a este tema, informa María Jesús Güemes. El líder del PP, que últimamente está concediendo ruedas de prensa en las que permite que se realicen tan sólo tres o cuatro preguntas, señaló que a él le parecía comprensible tratar de forma diferente a los imputados del PP, pero no explicó sus razones. Sólo dijo que 'no todos los casos son iguales'.

Las comparaciones son odiosas, sobre todo entre los cargos madrileños a los que se expulsó inmediatamente y los valencianos. Pero para él es algo que puede entender 'perfectamente' cualquier persona 'mínimamente normal'. Para justificarse recordó el caso del líder del PP de Canarias, José Manuel Soria, quien estuvo imputado por el caso Salmón y después se archivó. 'Se produjo una imputación, no tomamos ninguna decisión y actuamos en justicia. Hicimos las cosas bien', defendió.