Público
Público

¿Tiene Cospedal el don de la ubicuidad?

La número dos del PP compatibilizará hoy el debate del estado de la región en las Cortes de Castilla-La Mancha con el retiro' de la cúpula de su partido en Toledo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las Cortes de Castilla-La Mancha celebran hoy y mañana el debate sobre el estado de la región. A escasa distancia, en el Parador de Toledo, la plana mayor del PP se reúne para trazar la estrategia del nuevo curso político. Se trata de un menú incompatible para María Dolores de Cospedal, que ostenta los cargos de secretaria general del PP y presidenta de los conservadores castellanomanchegos. Así, la número dos de Rajoy tendrá que dar plantón a sus compañeros para comparecer en la Cámara. Y hacer encaje de bolillos para unirse algunas horas a la cúpula de su partido, donde ayer no veían 'mayor problema'.

La imposibilidad de que Cospedal pueda cumplir con su deber en Castilla-La Mancha a la vez que actúa de mano derecha de Mariano Rajoy es uno de los argumentos recurrentes de los socialistas de la región. Ayer, volvieron a ponerlo sobre la mesa. Pero con una vuelta de tuerca: su convencimiento de que la secretaria general del PP anunciará hoy que deja su despacho de la sede nacional del partido para centrarse en las autonómicas. En su equipo lo desmienten 'tajantemente'.

En el PP se asegura que Cospedal podrá asistir estos días a las dos citas

José Manuel Caballero, secretario de organización del PSOE castellanomanchego, consideró que 'no es una coincidencia' que el PP haya escogido Toledo para celebrar su tradicional encierro de preparación del curso político. 'Es lógico y razonable que Cospedal se dedique en exclusividad a Castilla-La Mancha', completó el dirigente socialista.

Desde el PP calificaron de 'infundadas y lamentables' las tesis del PSOE sobre el futuro de la número dos del partido. 'Es como si nosotros decimos ahora que mañana [por hoy] dimite Barreda', pusieron como ejemplo. Desde que Rajoy eligió a Cospedal como número dos del partido en el XVI Congreso Nacional del PP, celebrado en Valencia, los conservadores han sido muy insistentes en que la doble función de la secretaria general es 'perfectamente compatible'.

El PSOE cree que dimitirá hoy como secretaria general, algo que niega el PP

En las filas conservadoras interpretan que tras las palabras de los socialistas se esconde 'el miedo y el nerviosismo' de cara a las próximas elecciones autonómicas. El PP está convencido de que Cospedal logrará cambiar el signo político de esta comunidad.

Además, destacan que Barreda pretende desviar la atención para que el debate que hoy y mañana se celebra en las Cortes pase inadvertido para los ciudadanos.

La intención de Cospedal, según su equipo, es acudir al Parador, donde estará la cúpula de su partido, durante el tiempo en el que no tenga que ocupar su escaño. Es decir, las horas de las comidas.

Pese a estas ausencias, en el PP no han considerado necesario buscar otra fecha para la reunión. Además, recuerdan que gran parte de la proyección política de su número dos en Castilla-La Mancha se ha debido precisamente al puesto que ocupa como mano derecha de Rajoy.

El comité de dirección del PP estudiará estos dos días de reunión el calendario para la proclamación de candidatos a las elecciones autonómicas. Despejada la duda de Francisco Camps en la Comunitat Valenciana, aunque en cuarentena a la espera del pronunciamiento de los tribunales, el PP debe decidir si anuncia que Francisco Álvarez-Cascos será el candidato para el Principado de Asturias y su cabeza de lista para Navarra, donde vuelven con marca propia tras la ruptura con UPN.

Dentro de la preparación de los próximos comicios, para el PP son claves los más inmediatos, los catalanes. En el entorno del líder del principal partido de la oposición aseguran que Rajoy va hacer un llamamiento a la responsabilidad y a evitar 'enfrentamientos internos' que puedan perjudicar el resultado de su candidata, Alicia Sánchez Camacho.

Además, los conservadores estudiarán en Toledo la estrategia que van a mantener en el Congreso de los Diputados en los próximos meses, muy centrados en los Presupuestos Generales del Estado.

En este contexto, el PP cruza los dedos para que el caso Gürtel y los avances judiciales que de él se esperan no empañen la recta final hacia las elecciones autonómicas. Y es que temen un escenario similar al que tuvieron que hacer frente en la campaña de las elecciones autonómicas gallegas y vascas, cuando este escándalo de corrupción no había hecho más que estallar.

Paralelamente, Cospedal, que ya ha conversado con Rajoy sobre los ejes del encierro en el Parador de Toledo, tendrá que volver a explicar en las Cortes por qué su formación impidió que el Congreso aprobara la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha.