Publicado:  14.10.2011 12:33 | Actualizado:  14.10.2011 12:33

Cospedal elimina ayudas a los sindicatos pero no a la patronal

La Junta de Castilla-La Mancha reduce además al mínimo el número de liberados sindicales

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PP volvió a asestar ayer un duro golpe a los derechos sindicales de los trabajadores públicos con la crisis económica como justificación sin provocar en cambio el mínimo rasguño a la patronal. La Junta de Castilla-La Mancha, presidida por la número dos de los conservadores, María Dolores de Cospedal, decidió eliminar por completo las subvenciones a los sindicatos de la función pública. Se trata de un nuevo tijeretazo dentro de los recortes que puso en marcha el PP desde que accedió al Ejecutivo regional tras el 22-M.

El Consejo de Gobierno, reu-nido ayer en Toledo, acordó la suspensión de la aplicación de los pactos y acuerdos suscritos por la Administración regional y los sindicatos en relación con los derechos sindicales en el ámbito del empleo público autonómico. El portavoz del Ejecutivo regional, Leandro Esteban, aseguró que estas medidas se enmarcan en el Plan de Garantía de los Servicios Sociales que anunció en su momento la propia Cospedal y que pretende la reducción del déficit público.

El recorte de liberados se centra en la enseñanza y la sanidad pública

Los que contribuirán a ese objetivo serán los representantes de los trabajadores públicos. Las centrales sindicales dejarán de ingresar 477.000 euros durante el próximo ejercicio. Esa es la cifra que destinó a los sindicatos la Junta castellanomanchega para 2011 y que elimina para 2012. Es la misma cantidad, sostienen los socialistas de la región, que el Ejecutivo autonómico dedica a las organizaciones empresariales.

Pero, entre las decisiones adoptadas ayer por el Consejo, no se contempla ningún recorte en las ayudas que, a través de diferentes líneas de actuación se conceden a la patronal anualmente. Fuentes de la Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha (CECAM) explicaron a este diario que, por el momento, no han recibido por parte de la Junta ninguna notificación sobre que esté entre sus previsiones hacer recorte alguno en la partida del año próximo.

Público intentó en reiteradas ocasiones que la Presidencia de Castilla-La Mancha confirmara cuáles son sus planes respecto a los recortes en las subvenciones que recibe el empresariado a través de los citados planes de actuación. No se facilitó ninguna respuesta.

El Ejecutivo autonómico asegura que quiere reducir el déficit público

Aparejado al fin de las ayudas públicas a las centrales sindicales, el Consejo de Gobierno regional acordó suprimir hasta 501 liberados "a tiempo total". Según el Ejecutivo castellanomanchego, esto supone mantener "el mínimo legal, que se sitúa en los 284 y que sí va a mantener la Junta de Castilla-La Mancha". En este sentido, su portavoz, Leandro Esteban, aseguró que el Gobierno socialista mantuvo "785 liberaciones sindicales".

Las cifras contempladas en el último acuerdo de la Mesa de la función pública desmienten, en cambio, las cifras facilitadas por el Ejecutivo del PP. Los liberados elegidos en las elecciones sindicales, sumados a los que corresponden al cumplimiento de pactos con las centrales, como el suscrito en materia de prevención de riesgos laborales o interlocución laboral, son 601.

El Gobierno de Cospedal sostiene, sin embrago, que en la actualidad se están utilizando 610 liberaciones por parte de los sindicatos, dedicándose las 175 restantes hasta los 785 a horas sindicales correspondientes a otros representantes de los trabajadores. Según el Ejecutivo regional, las 610 liberaciones están distribuidas entre la Administración general, las instituciones sanitarias y el personal docente, ascendiendo a un costede 23 millones de euros.

El PSOE advierte de que la región "es el laboratorio" de lo que va a hacer Rajoy

Precisamente es en la ense-ñanza donde se producirá un mayor recorte de liberados. El ajuste llega en medio de las protestas de los docentes, que han salido a la calle en contra de la reducción del número de profesores interinos. Desde el PSOE de Castilla-La Mancha advirtieron del "peligro" que suponen las decisiones de Cospedal para los castellanomanchegos y para "todos los españoles".

En opinión de Esther Padilla, secretaria de comunicación de los socialistas en la región, puede que su comunidad autónoma se esté convirtiendo en "el laboratorio" de las políticas que podría poner en marcha un hipotético Gobierno de Mariano Rajoy. "Cospedal quiere evitar la existencia de cualquier tipo de sistema de control. Suprimió el Consejo Económico y Social encargado de elaborar informes sobre las iniciativas legislativas de las Cortes regionales, eliminó al Defensor del Pueblo y ahora recorta liberados sindicales y quita las ayudas a los sindicatos", lamentó Padilla.

Las centrales sindicales también salieron en tromba en contra de estas nuevas medidas del PP. CCOO de Castilla-La Mancha consideró que la Junta busca con los recortes "debilitar los derechos sindicales y laborales de los trabajadores de la Administración y su capacidad para defenderlos".

En opinión de la central sindical, que hizo público un comunicado a última hora de la tarde, el Ejecutivo de Cospedal "induce a la confusión al denominar subvenciones a las dotaciones que perciben los sindicatos representativos de los empleados públicos" castellano manchegos para desarrollar su tarea. Entre esos gastos, añadió CCOO, están los materiales y los viajes para asistir a reuniones. El sindicato insistió en que, en todo caso, las cuantías se justifican mediante las correspondientes facturas.

PUBLICIDAD

Comentarios