Público
Público

Cospedal fuerza que los diputados manchegos no cobren un sueldo fijo

La presidenta de Castilla-La Mancha reduce en un millón de euros el presupuesto del Parlamento autonómico, que decidirá finalmente en qué partidas recorta gastos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presupuesto de las Cortes de Castilla-La Mancha se reducirá hasta los 8.749.000 euros en 2013, un millón menos del dinero con el que cuenta este año, que asciende a 9.750.000 euros, según las cuentas presentadas este lunes por la presidenta regional, María Dolores de Cospedal.

En concreto, según la información recogida por Europa Press, ese ahorro vendría derivado de la iniciativa legislativa que tiene previsto presentar el PP (tras el anuncio realizado por Cospedal durante el Debate sobre el Estado de la Región) para suprimir el sueldo fijo de los diputados de Castilla-La Mancha, aunque son los órganos de Gobierno del Parlamento los que finalmente tendrán que distribuir el dinero en las distintas partidas.

A partir del 1 de enero, los diputados castellano-manchegos no cobrarán un sueldo fijo por desarrollar sus labores parlamentarias, pero tendrán una indemnización económica para cubrir los gastos de desplazamiento y manutención, compensación que hasta ahora es de 13.000 euros anuales para todos los parlamentarios por igual.

Según fuentes parlamentarias, en ese ahorro se podría incluir no solo la supresión del sueldo fijo de los parlamentarios, sino la 'revisión' de otras partidas, como las asignaciones a los grupos parlamentarios o el dinero que la Cámara destina a pagar los gastos de Seguridad Social de los parlamentarios.

El presupuesto de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para 2013 asciende a 7.440,6 millones de euros, un 10,2% menos que este año, con un techo de gasto que cae un 7,1%, hasta los 5.249 millones. Cospedal ha asegurado que el proyecto de ley de presupuestos de 2013 se fundamenta en los principios de estabilidad financiera y de sostenibilidad de los servicios públicos, informa Efe.

Cospedal ha asegurado que Castilla-La Mancha cumplirá este año el objetivo de reducir el déficit al 1,5% de su PIB y que el año que viene lo rebajará hasta el 0,7%. Es, ha dicho, un presupuesto austero, pero realista, y con el que 'se da un paso adelante para salir de la crisis', ha resaltado la presidenta regional, quien ha añadido que servirá de 'impulso y trampolín' para la recuperación económica y la creación de empleo, algo que se espera a partir, sobre todo, del segundo semestre de 2013.

En el capítulo de ingresos, el año que viene está previsto llegar a 6.489 millones de euros, de los que 3.816 corresponden a ingresos tributarios (más que el ejercicio anterior por la mayor participación de Castilla-La Mancha en los tributos del Estado), mientras que recibirá 1.482 millones de transferencias del Estado y 1.191 millones de transferencias de la Unión Europea (en ambos casos menos que este año).

El dinero destinado al pago de la deuda en 2013 desciende de 969 a 458 millones gracias a que se ha podido convertir a largo plazo deuda que vencía a corto, si bien se abonarán 493 millones de euros en intereses, 126 más que este año. Tras recordar que Castilla-La Mancha terminó el año 2011 con un déficit de 3.000 millones, ha señalado que en 2012 se reducirá a 568 millones y en 2013 será de 265,29 millones de euros. Es necesario, ha dicho, concluir el saneamiento de las cuentas publicas, porque la deuda 'heredada' de 10.800 millones sigue lastrando las finanzas públicas y la economía.

La presidenta regional ha insistido en que reducir los gastos es la única manera de garantizar a medio y largo plazo los servicios esenciales, y de hecho, ha subrayado que el año próximo el 85,3% del techo de gasto se destinará a educación, sanidad y servicios sociales, mientras que el 11,9% se dedica a la promoción de empleo y el 2,8% es para las restantes partidas.

Cospedal ha detallado los presupuestos de cada consejería para el 2013, y la de Sanidad y Asuntos Sociales tiene la partida más importante y supone el 31,5% del total del presupuesto (un punto porcentual más que este ejercicio), y según ha afirmado, se realizan sólo 'los ajustes indispensables para el mantenimiento del servicio', ha dicho. Cospedal ha subrayado que con este presupuesto 'austero pero realista' se da un paso adelante para salir de la crisis y 'ver la luz al final del túnel'.