Público
Público

Cospedal no sabe que Camps tiene tres vicepresidentes

El PP exige defenestrar a Chaves sin ordenar al president que reduzca su equipo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Yo no sé ahora mismo cuántas vicepresidencias tiene el Gobierno de Valencia, pero es conocido que ha presentado un plan de austeridad', señaló ayer la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. La dirigente conservadora se limitó a dar esta respuesta cuando se le preguntó por qué su partido lleva tiempo exigiendo la supresión de la vicepresidencia tercera del Gobierno, dirigida por Manuel Chaves, y no le pide al president de la Generalitat, Francisco Camps, que haga lo propio con alguna de las suyas.

El Consell cuenta con tres vicepresidentes: Vicente Rambla, Gerardo Camps y Juan Cotino. Pero la dirección nacional del PP sólo tiene ojos para el Gobierno socialista. La vicepresidencia tercera se dedica a coordinar la política territorial del Gobierno. Pero para la formación de Mariano Rajoy es 'inútil'. Ayer, Cospedal recordó una de las razones que mueven al PP. Al menos, la formal: 'Esta vicepresidencia tiene hoy las funciones que antes tenía poco más o menos una dirección general'.

'No se pueden equiparar los casos', dice sobre el ajuste alemán

De Camps, mejor no hablar. Todo el partido está esperando a ver si se abre juicio oral contra el president por la causa de los trajes regalados por la trama de corrupción o si le imputan por alguno de los delitos descritos por el juez Pedreira, del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Mientras tanto el PP va poniendo obstáculos a la investigación del caso Gürtel, como el recurso que presentó el viernes pasado contra el auto de inhibición de Pedreira a favor del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

Ayer, Cospedal negó que su formación estuviera actuando como defensa en vez de como acusación popular. 'No tenemos ninguna sensación de que nadie nos esté acusando de entorpecer la investigación. No estoy de acuerdo con esa apreciación', aseguró. Y justificó que el paso dado tenía por objetivo 'velar por el cumplimiento de la legalidad'.

'Creo que el PP está cumpliendo con su obligación y está siendo muy escrupuloso y respetuoso con la función del juez y con la función que se le atribuye a las partes en el proceso', insistió Cospedal. Todo ello después de que el responsable de justicia del PP, Federico Trillo, tergiversara unas providencias del magistrado del Supremo, Alberto Jorge Barreiro, para cargar contra Baltasar Garzón y las fiscales.

Su partido es 'muy escrupuloso' con la investigación de la 'Gürtel', asegura

Del duro plan de ajuste alemán, sus socios de partido en Europa, Cospedal mantuvo que 'no se pueden equiparar situaciones'. Aunque el PP lo hace continuamente cuando compara a España con las crisis de Grecia o Hungría. 'Cada gobierno hace el plan de ajuste que le parece conveniente y entendemos que el de España no es el más conveniente para nuestros intereses', explicó sin querer poner en evidencia a la canciller Angela Merkel, a quien Rajoy siempre pone de ejemplo.

Por último, Cospedal insistió en que el PP es el 'partido que mejor defiende a los trabajadores', tras señalar el domingo pasado que si los sindicatos no daban la cara por ello, lo haría su partido. 'El partido que creó cinco millones de puestos de trabajo en ocho años y el que mejor defiende a aquellos que hoy tienen miedo de perder su empleo', comentó. Pero, intencionadamente, dejó en el tintero que su partido ha propuesto un recorte de más de 500 millones de euros en cursos de formación.

El PP envió también ayer a todos los partidos una propuesta para reducir en un 30% los gastos y subvenciones electorales. Entre las medidas, planteó agilizar la labor de fiscalización del Tribunal de Cuentas.