Público
Público

Cospedal se pregunta quién restituirá el honor del expresident

Los fieles de Camps en Les Corts estudian movimientos para exigir que regrese a su cargo de jefe del Gobierno autonómico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PP esperaba ayer con la respiración contenida el fallo del jurado del caso de los trajes. Al conocerlo, la sensación de alivio se extendió por las filas conservadoras. No había transcurrido media hora desde que se anunció que Francisco Camps y Ricardo Costa no eran culpables cuando la formación convocaba a los medios en la sede del PP de Castilla-La Mancha, en Toledo, a una declaración de la secretaria general. Sin admitir preguntas de la prensa, María Dolores de Cospedal se preguntó 'quién repone ahora la honorabilidad de ambos' miembros de su formación que, a su juicio, han sido sometidos a 'juicios especiales, sumarísimos y paralelos'.

En este sentido, invitó, sobre todo a los socialistas, a 'pedir excusas y recapacitar', al tiempo que trasladaba a Camps y Costa 'todo el apoyo, el cariño y la alegría' del PP a sus compañeros. La secretaria general también recordó que ambos defendieron siempre su inocencia, al igual que el partido al que pertenecen.

Paralelamente al desarrollo de la vista oral, un importante grupo de diputados del PP en Les Corts se ha estado moviendo en los últimos días estudiando diferentes escenarios para actuar una vez que se hiciese pública la decisión del jurado. Fuentes conocedoras de estos movimientos aseguran que, salvo cambios de última hora, la intención, ahora que han sido declarados no culpables, es la de presionar para que el expresident sea readmitido como líder del Ejecutivo autonómico. Esto, evidentemente, implicaría que Alberto Fabra abandonara.

Las mismas fuentes recuerdan que este apoyo a Camps es mayoritario en el Grupo Parlamentario. No en vano, fue él quien elaboró las listas para las autonómicas del pasado mayo. Lo que no tienen claro en el PP de la Comunitat Valenciana (PPCV) es el papel que el expresident quiere jugar a partir de ahora. A su salida de la lectura del veredicto muchos de sus fieles, que le han acompañado en las sesiones, le jalearon al grito de '¡Camps presidente!'.

El pasado agosto, en una entrevista concedida a Europa Press, Mariano Rajoy se mostró convencido de que 'a buen seguro', Camps podría volver a primera línea de la política. Ayer, Fabra, su sucesor, en una línea muy similar, insistió en que 'ya tenía y tiene toda la vida política por delante'. 'La vuelta a la política de Camps no depende de mí, sino de él y de los que les corresponde en el partido, pero sabe que tendrá todo mi apoyo', completó. En estos meses, Fabra no ha logrado hacerse con el control del complejo PPCV.

Mientras, el PSOE expresó ayer su 'respeto' por la decisión del jurado, pero insistió en la 'responsabilidad política' que le afecta, más allá de la penal. La encargada de hacer estas declaraciones fue la diputada Inmaculada Rodríguez-Piñero.

Desde Compromís, su portavoz, Enric Morera, sostuvo que las pruebas 'demuestran la estrecha relación' de Camps con la trama pese al fallo del jurado. Y la coordinadora general de Esquerra Unida del País Valencià (EUPV, la marca autonómica de IU), Marga Sanz, valoró que la absolución 'no puede confundir la responsabilidad penal con la política'. Por su parte, el sastre de Camps, José Tomás, uno de los testigos más destacados, tildó de 'insulto a la inteligencia' la decisión del jurado.