Público
Público

Cospedal: "El PSOE ha recibido un enorme castigo"

La secretaria general del PP afirma que es "el principio del cambio para toda España"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Felicitaciones a los catalanes por su amplia participación; enhorabuena a CiU y a su líder, Artur Mas, 'por el amplio apoyo recibido'; y, por supuesto, elogios para su candidata, Alicia Sánchez-Camacho por convertirse 'en tercera fuerza política' desbancando del pódium a ERC y por conseguir 'uno de los mejores resultados' de la historia del PP: 18 escaños en el Parlament. Hasta ahora, contaba con 14 diputados y con Alejo Vidal Quadras obtuvo 17 en 1995.

Conclusión: un 'éxito' para los conservadores y, según María Dolores de Cospedal, 'un enorme castigo para el proyecto socialista en Catalunya y en el resto de España' que, a su juicio, está ya 'acabado' con José Montilla y José Luis Rodríguez Zapatero como los dos grandes perdedores de la jornada. La secretaria general del PP compareció en rueda de prensa cuando el escrutinio no llegaba aún al 20%. Con los datos aún bailando, la mano derecha de Mariano Rajoy achacó lo ocurrido a 'los avatares soberanistas' del Tripartito y 'a la falta de una política económica' del presidente del Gobierno.

'Nosotros entendemos que puede ser el principio del cambio y que este vendrá en no demasiado tiempo para toda España', señaló Cospedal en clave nacional. 'Lo que ha ocurrido va a tener más consecuencias', añadió.

Pero la número dos del PP no quiso adelantar acontecimientos en Catalunya, donde defendió que en estos momentos es muy importante que se cuente con 'un Gobierno estable, fuerte y que genere confianza'. Cuando le preguntaron si con ello estaba refiriéndose a un posible pacto de su formación con los nacionalistas catalanes, Cospedal aseguró que su formación no está haciendo con ello 'ningún llamamiento a ningún tipo de colaboración' y no quiso aventurar escenarios, más teniendo en cuenta que 'CiU puede no querer ningún tipo de apoyo'. En ese sentido, no quiso tampoco marcar sus líneas rojas aunque durante la campaña el PP ya las había dejado bien claras: nada de independentismo y nada de concierto económico.

Para Cospedal lo que parecía una obviedad es que las cifras obtenidas por el PSC han resultado ser 'un fracaso'. A pesar de que al principio su descenso no vaticinaba la debacle, Cospedal le auguró mayores pérdidas y le atribuyó toda la responsabilidad 'como el abanderado del Tripartito', recordando que su 'influencia' en el PSOE ha sido 'muy notable en estos años'.

Cospedal, eso sí, no quiso valorar la entrada de Joan Laporta. 'Nada que decir, nada que objetar', comentó dejando muy claro que era una 'decisión de los ciudadanos'.

La tarde había empezado en la sede del PP nacional a las ocho y con bastante calma, viendo el partido de Rafael Nadal en vez de seguir los primeros análisis que ofrecía TV3. Mariano Rajoy aún no había llegado.

Poco después, y ya con el líder conservador, los dirigentes del PP se confesaban 'muy satisfechos' simplemente con los sondeos. A finales de la noche estaban 'eufóricos'. A nadie se le escapaba un detalle fundamental. Si el PP ha ganado ahora respaldo, en las generales contará con más apoyo aún. 'Teniendo en cuenta que nuestro voto útil se lo lleva ahora CiU y luego no ocurre eso', indicaban fuentes del PP.

'Hemos ganado las [elecciones] gallegas, gobernamos con el PSOE en Euskadi, victoria en las europeas, ahora subimos... Estamos en vísperas de llegar a la Moncloa', mantenían ayer.

Hoy, en el comité ejecutivo nacional, los conservadores estudiarán la situación. Da igual que el Partido Popular no se convierta 'en marca decisiva', que es lo que durante todos los mítines repitió Rajoy.