Público
Público

Cospedal sufre la primera huelga de empleados de la Junta

Más de 70.000 empleados de la administración regional protestan por los recortes de la presidenta de Castilla-La Mancha

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A las movilizaciones masivas en educación que se desarrollan durante el día de hoy en España, se suman más de 70.000 empleados de la Junta de Castilla-La Mancha, que están llamados a secundar la primera huelga general que se convoca en la función pública de la comunidad en contra de los ajustes del ejecutivo presidido por María Dolores de Cospedal.

El paro ha sido convocado por ocho sindicatos con representación en el área pública regional: Intersindical de Castilla-La Mancha, en la que están STAS y STE; el Sindicato de Celadores, Personal de Gestión y Servicios (SIC-GS); CCOO, UGT, USO y FSES, en el que están ANPE (Educación) y SATSE (Enfermería).

De la convocatoria se han desvinculado CSI.F, mayoritario en la función pública regional, y el Sindicato Médico (CESM), aunque ambas centrales respetan la decisión de sus afiliados para secundar o no la huelga.

En el caso de Sindicato Médico, siguen barajando la posibilidad de convocar su propia jornada de huelga, ya que el colectivo médico tiene sus propias especificidades y los recortes, dicen, les están afectando más que al resto de los empleados públicos.

Los sindicatos han expresado su desacuerdo con los servicios mínimos fijados en sanidad, que Satse considera dificultarán el seguimiento de la protesta en el ámbito sanitario, mientras que CCOO ha recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia los servicios considerados esenciales en Educación por 'abusivos y desproporcionados'.

El desencadenante de la jornada de protesta ha sido el plan de ajuste contemplado en las denominadas 'Medidas Complementarias al Plan de Garantías de los Servicios Sociales Básicos', que, entre otras, contempla la rebaja de los salarios de los empleados públicos en un 3% y el aumento de dos horas y media más de trabajo a la semana.

Estas medidas han provocado ya el despido de unos 6.000 interinos y contratados, según los cálculos de UGT, a los que se podrían sumar entre 3.000 y 4.000 del área sanitaria, según el Sindicato de Celadores (SIC-GS)

Los sindicatos convocantes hacen un llamamiento a la huelga por entender que las medidas aprobadas por el Gobierno regional son injustas, porque se ceban en los colectivos más castigados por la crisis, son ineficaces porque no crean, sino que destruyen empleo, y también son regresivas, ya que suponen el desmantelamiento de los servicios sociales.

Por su parte, el consejero de Administraciones Públicas y portavoz de la Junta, Leandro Esteban, ha hecho un llamamiento al diálogo y considera que el Gobierno regional 'no merece' la huelga, mientras que la titular de Empleo, Carmen Casero, dijo ayer que no es momento de 'barricadas' y apeló a la responsabilidad de los sindicatos.

El nuevo secretario general del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha vaticinado que en la huelga habrá 'más gente que ha votado al PP que de los que han votado al PSOE', mientras que el coordinador regional de IU, Daniel Martínez, ha invitado a la ciudadanía a manifestar el descontento en la calle.