Público
Público

"La crisis económica actual es también una crisis de ética"

El papa llegará a mediodía a Barajas, donde será recibido por los reyes y el presidente del Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A las 11:50 el papa Benedicto XVI ha aterrizado en el aeropuerto Internacional de Barajas para iniciar su visita a Madrid dentro de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Cientos de peregrinos gritando 'esta es la juventud del papa' y escoltados por el ejército de niños de la Guardia Suiza, han acompañado al pontífice a su llegada le han recibido los reyes, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, el Alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, y el Arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco Varela.

Tras bajar del avión y sin besar el suelo de Barajas, el papa ha recibido los saludos de los monarcas que se habían acercado hasta la misma escalerilla del avión. 

Rajoy, Aguirre y Gallardón también recibirán al papa 

Aunque los gritos de los peregrinos se oían en toda la pista de aterrizaje, se ha hecho el silencio para escuchar los himnos del Vaticano y España antes de ser recibido por el presidente del Gobierno, una representación del Ejecutivo, de la oposición y de las instituciones de Madrid. Entre ellos, la portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría, que al saludar al papa, se ha tocado la barriga mostrando su embarazo.

En los discursos de bienvenida, el rey Juan Carlos I, ha querido recordar la labor del anterior papa Juan Pablo II y ha agradecido al actual su presencia. Los jóvenes, el empleo, la corrupción y un saludo especial para los peregrinos presentes a su llegada y para todos aquellos que siguieran el acto por lo medios, han sido el centro de las primeras palabras del pontífice en Madrid.

Asimismo, ha pedido 'respeto para todas las legítimas religiones' esperando que estas jornadas sirvan para la creación de un nuevo diálogo religioso reafirmando las raíces cristinas de Europa.    

Benedicto XVI que salió a las 9.31 horas del aeropuerto de Ciampino de Roma a bordo en un avión Airbus 320 de la compañía italiana Alitalia,  ha viajado acompañado por los tres cardenales españoles que forman parte de la Curia Romana, el cardenal Antonio Cañizares, el cardenal Julián Herranz y el cardenal emérito Eduardo Martínez Somalo, además del Secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone.

'el hombre tiene que ser el centro de la economía y no al revés'.

También le acompañan durante su estancia en Madrid su secretario personal Georg Gaenswein y el portavoz de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi.

En un breve encuentro que ha tenido con los periodistas a bordo del avión, el papa Benedicto XVI ha expresado su preocupación por los jóvenes desempleados exponiendo 'que la crisis económica actual es también una crisis de ética'. Según ha declarado, sin la ética la economía no puede funcionar y 'el hombre tiene que ser el centro de la economía y no al revés'.

 'Se dice que la economía no funciona debido a las reglas del mercado, pero no es así. La economía necesita una razón ética para funcionar. El hombre debe de ser el centro de la economía y esta no se debe ver solo bajo el perfil del beneficio sino que tiene que ser en interés del hombre', dijo.

Benedicto XVI ha mostrado su satisfacción al visitar por tercera vez España. Las jornadas suponen, según ha explicado, 'una cascada de luz y una visibilidad de la presencia de Dios en el mundo, es bonito vivir esta experiencia personal de la que nace amistades y se crea una red universal de amigos y solidaridad'.