Público
Público

La crisis reduce en un 9% las remesas de inmigrantes

Los peruanos fueron los únicos que mantuvieron al alza los envíos de dinero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las remesas de dinero enviadas por los inmigrantes desde España a sus países de origen descendieron un 9% en 2009 respecto al año anterior. Esto supuso un segundo gran desplome, tras el recorte del 7,1% de 2008. El motivo principal fue la crisis, según el informe anual de Remesas.org, que analiza las estadísticas oficiales del Banco de España sobre las empresas remesadoras españolas. En total, diez de las 12 principales colonias emisoras redujeron sus envíos.

El colectivo brasileño fue el que sufrió mayor retroceso (envió 137,4 millones de euros menos que en 2008, un 35,5% de caída) y bajó del quinto al noveno puesto en el ránking de remesas. La colonia senegalesa la décima de la lista bajó sus remesas un 29,3%, y la marroquí quinta posición un 22,6%. Perú fue la única comunidad que aumentó de forma clara sus envíos, en un 25%.

La diferencia entre la cifra de población de cada colonia y las remesas que envía ilustra el esfuerzo que soporta cada grupo de inmigrantes. Colombianos, paraguayos y dominicanos son así los mayores emisores de divisas por persona.

La colonia colombiana, formada por 289.296 personas, envió una media de 4.485 euros anuales por persona en 2009. A pesar de haber reducido un 8,7% el total de sus remesas, fue la que más dinero envió: 1.297,6 millones de euros. Paraguayos (84.846 empadronados en España) y dominicanos (90.195) mandaron 3.530 y 3.241 euros, respectivamente.

El retorno de extranjeros a sus países todavía no ha tenido un gran impacto en las remesas porque sigue habiendo más entradas de extranjeros en España que salidas, según los datos del último padrón, del 1 de enero de 2010.

No obstante, la colonia extranjera tuvo en 2009 su aumento más débil de la última década: apenas 60.269 extranjeros más que el año anterior. El ritmo de crecimiento medio del último decenio fue de unos 500.000 extranjeros nuevos cada año.

Para combatir los efectos de la crisis y reducir lo mínimo posible sus envíos, la economista Alicia Lynch explica que los inmigrantes han desarrollado seis estrategias. Para minimizar las comisiones que cobran las empresas de remesas, han reducido el número de envíos. De este modo, pueden esperar el momento idóneo en el que la tasa de cambio sea más favorable. Además, las cantidades enviadas son mayores, lo que reduce las comisiones.

Otros inmigrantes han optado por el desreagrupamiento familiar. Esto es, han enviado de vuelta a sus países a familiares que previamente habían reagrupado. 'Con 300 euros mensuales no se puede mantener una familia en España, pero esa cantidad es suficiente en Ecuador', explica Lynch. 'Así, también se incrementa el envío de remesas que antes eran puntuales o inexistentes. No se trata de una estrategia de remesas, pero sí tiene un efecto notable en los envíos', añade.

Las tres últimas medidas se centran en el control del gasto y el ahorro. Una consiste en el sacrificio de gastos en España: algunos inmigrantes optan por reducir su calidad de vida para poder seguir enviando dinero, según la economista.

Las otras dos, preventivas, están relacionadas con el ahorro. Antes de enfrentarse al desempleo, el inmigrante crea una bolsa de ahorro en España o en su país de origen de la que se nutrirán los destinatarios de sus remesas en caso de desempleo.