Público
Público

Los críticos con Gómez forzarán primarias en el PSOE de Madrid

Ruth Porta se perfila como alternativa si Zapatero no propone a Trinidad Jiménez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Esto no se podía tapar. Tenía que estallar en algún momento y ha sido ahora'. En estos términos describe un dirigente conocedor de todo el proceso el conflicto desencadenado en el socialismo madrileño después de que el presidente del PSOE, Manuel Chaves, citara el día 15 al secretario regional, Tomás Gómez, para comunicarle que el núcleo duro de la Ejecutiva federal no le considera el candidato idóneo para disputar la presidencia de la Comunidad de Madrid a Esperanza Aguirre especialmente cuando, en el horizonte de las elecciones generales de 2012, 'está en juego algo más que un gobierno autonómico'.

El cisma está servido porque, ante la determinación de Gómez de hacer caso omiso de la opinión que le transmitió Chaves, los críticos con el secretario regional ya tienen decidido presentar un candidato alternativo, lo que forzará la celebración de elecciones primarias el 3 de octubre, según el calendario aprobado por el comité federal, si se presenta otro aspirante con apoyos suficientes entre el 6 y el 21 de septiembre.

Chaves comunicó a Gómez el criterio del 'núcleo duro' de la ejecutiva

'Si no es Trinidad Jiménez será Ruth Porta' afín al ex secretario regional Rafael Simancas y portavoz adjunta del Grupo Socialista en el Senado, confirmaron representantes del sector crítico con Gómez, que cuenta con importante apoyos en la dirección federal, a la que el dirigente madrileño ha desafiado con su enrocamiento.

La doble opción se plantea porque la ministra de Sanidad y Política Social no dará ese paso salvo que medie petición expresa de José Luis Rodríguez Zapatero, que 'estaba al tanto' de la gestión de Chaves, y esta posibilidad se ha complicado notablemente al haber saltado el conflicto a la opinión pública.

Si Jiménez bajara a la arena se interpretaría como que lo hace el propio Zapatero y obligaría a la ejecutiva federal a darle un apoyo expreso frente a un secretario regional, con todo lo que ello implicaría en el caso de que Gómez saliera vencedor.

El dirigente madrileño se reafirma en su candidatura

El presidente del Gobierno, según fuentes próximas, nunca lo ha tenido del todo claro, ni siquiera cuando se ha puesto sobre la mesa la encuesta interna que actuó como detonante para la entrevista de Chaves con Gómez. Esta encuesta no sólo otorga una ventaja de más 30 puntos a la ministra como candidata preferida entre los votantes socialistas, sino que reduce a un 27% la intención de voto con Gómez de candidato en 2007, con Simancas, el voto socialista alcanzó el 33,4%.

Zapatero ha comentado en más de una ocasión que el valor de las encuestas debe relacionarse con el contexto en el que se realizan, de modo que el resultado tiene un valor relativo cuando se pregunta por un ministro que aún no es candidato electoral.

El conflicto se suscitará mañana en presencia de Zapatero

Así, ayer cobraba fuerza la impresión de que, ante el enrocamiento de Gómez, que a mediodía insistió en que si alguien quiere disputarle la candidatura tendrá que ganarle en primarias, la dirección federal 'se quitará de enmedio', en el sentido de que no planteará un candidato propio.

El asunto de las candidaturas electorales en Madrid nunca ha sido hasta ahora objeto de debate en el plenario de la ejecutivasí en la Permanente, su versión restringida, pero lo ocurrido hará que seguramente se aborde por primera vez mañana, en la última reunión antes de las vacaciones, a la que está prevista la asistencia de Zapatero.

El secretario general de Madrid está representado en la ejecutiva federal por Maru Menéndez, portavoz en la Asamblea de Madrid, quien ayer sostuvo que los socialistas madrileños 'tenemos clarísimo que Tomás Gómez es nuestro candidato a la Presidencia de la Comunidad'.

Aunque Zapatero opte finalmente por evitar el enfrentamiento con un dirigente regional que eligió él personalmente, el sector crítico del partido en Madrid, vinculado al anterior secretario general, no renunciará a dar la batalla. Los simanquistas, que creen poder aglutinar a un 30% de la federación, temen que, sobre todo después de este episodio, Gómez intentará 'laminarnos', de modo que presentarán un candidato a las primarias para intentar garantizarse la supervivencia y un cupo en las listas electorales.

'Rotundamente falso'

Tomás Gómez aseguró ayer en una docena de ocasiones, durante una entrevista en la cadena Ser, que es 'rotundamente falso' que hubiera tenido una reunión con Manuel Chaves en la que se hubiera abordado 'nada que tenga que ver con nombres ni candidatos, ni de la Comunidad ni de ningún municipio de Madrid'.

El comunicado oficial

La oficina de prensa del PSOE emitió una nota oficial en la que confirma que 'hace unos días' ambos dirigentes 'celebraron un encuentro' en el que 'realizaron un amplio análisis de la situación política actual en la Comunidad'. Y añade: 'No se trataron, en modo alguno, aspectos relativos a la composición de las candidaturas'.

La versión contrastada

La reconstrucción que ha podido realizar ‘Público' con diversas fuentes es que el presidente del partido convocó el día 15 a Gómez 'en nombre de la Comisión Permanente de la Ejecutiva del PSOE' para transmitirle el criterio de que no se le considera 'el candidato más adecuado', aunque le reconoció su 'derecho a hacer lo que considere', ateniéndose a las normas internas del partido. El criterio que Chaves transmitió a Gómez fue el resultado de una reunión del ‘núcleo duro' de la dirección, a la que no asistió Zapatero, y en la que la secretaria de organización, Leire Pajín, puso 'reservas' a la iniciativa. Sobre la mesa estuvo una encuesta interna de la que Gómez no sale bien parado como un candidato que transmita 'deseo de ganar' y también la del CIS que señala a Aguirre como la presidenta autonómica que genera más rechazo, con una gestión que el 40,1% califica mala o muy mala .