Público
Público

La cruz de Juan Cotino llega a les Corts

La decisión del nuevo presidente, miembro del Opus Dei, provoca las quejas de Compromís e IU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El recién nombrado presidente de les Corts Valencianas, Juan Cotino, ordenó este jueves colocar en la mesa de la cámara regional un crucifijo, el mismo que hasta ahora guardaba en su despacho personal. Esa ha sido su primera decisión en su nuevo cargo.

De este modo, el hasta ahora vicepresidente tercero y consejero de Medio Ambiente, Agua, vivienda y Urbanismo, y miembro del Opus Dei, quiso darle un toque personal a la mesa que desde hoy preside. Junto a la cruz, se colocó una Biblia, el Estatuto de Autonomía y la Constitución española.

La decisión provocó la protesta de Compromís y de Esquerra Unida (EU). Marga Sanz, la portavoz de esta última formación, aseguró que es  'increíble' que en un Estado, 'que se define como aconfesional', un crucifijo haya presidido el acto de constitución de les Corts de Valencia. Por su parte, el representante de Compromís dijo que los diputados de su grupo se sintieron 'muy incómodos' porque los símbolos religiosos 'no deberían estar en las instituciones'.

Antes de que la Cámara eligiera a sus miembros para toda la legislatura, la formación provisional de la nueva mesa de les Corts Valencianas estuvo marcada por contrastes derivados de sus propios miembros: al lado del fervor religioso de Cotino, se sentó Fran Ferri, un diputado de Compromís, de 26 años, homosexual reconocido y representante de la Federación estatal de Transexuales, Gays y Lesbianas (LTGB).

Asimismo, en la mesa también se encontraba Esther López, una joven de 27 años, que es  coordinadora de Jóvenes de Izquierda Unida en España,  cofundadora de la Asociación Guerra, Exilio y Memoria Histórica del País Valenciano (AGE-PV), y que este jueves portaba una camiseta republicana.  

El candidato propuesto por el PP llega a la presidencia del parlamento regional gracias al apoyo de los 55 votos de los diputados conservadores, mientras que los socialistas votaron en blanco, Esquerra Unida lo hizo a uno de sus diputados y Compromís emitió votos nulos.

Ahí también hubo polémica: los votos declarados nulos y que habían emitido los diputados Compromís en las tres votaciones consecutivas que se han celebrado para elegir al presidente, a los vicepresidentes, y a los secretarios de la Mesa de Les Corts eran las palabras 'Democracia', 'Decencia' y 'Transparencia', indicaron a Efe fuentes de ese grupo.

Mientras se realizaba esta primera sesión de la legislatura, en el exterior del parlamento autonómico varias decenas de 'indignados' del movimiento 15-M reclamaron reformas y mayor participación ciudadana en la vida política en una concentración que fue disuelta finalmente por la policía, en una actuación en la que hubo heridos y detenidos.

Cotino, en un discurso en el que alternó el valenciano y el castellano, insistió en que los parlamentarios están 'para servir' a cada uno de los valencianos, y por ello hay que poner 'lo mejor de cada uno' a su servicio y hacerlo 'con mucha cabeza' y 'con mucho corazón'.

Según Cotino, los diputados son tan diversos como lo es la Comunitat Valenciana, pero dentro de esa diversidad deben 'estar unidos en lo esencial', al igual que lo está la sociedad valenciana, que cree en la democracia parlamentaria, en la pertenencia al proyecto común de España, en el autogobierno o en las libertades civiles y los derechos humanos.

Junto a Cotino ocuparon sus puestos en la Mesa de Les Corts el vicepresidente primero, Alejandro Font de Mora (PP), el vicepresdente segundo, Ángel Luna (PSPV), la secretaria primera, Angélica Such (PP), y la secretaria segunda, Carmen Martínez (PSPV)