Público
Público

Cuatro detenidos por la muerte de un senegalés en una pelea en Barcelona

La reyerta se pudo haber desatado por insultos racistas proferido por una familia de etnia gitana hacia varios subsaharianos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo de senegaleses jugaban con un balón en el barrio del Besòs en el distrito de Sant Martí de Barcelona cuando un hombre, de etnia gitana, bajó de su piso y empiezaron los gritos. El hombre, al que se unieron sus hijos, iba armado. Poco después, se oyeron disparos y uno de los senegaleses queda tendido en la calzada. Su nombre era Ibrahima Dyey. A partir de ahí, empieza la ira en las calles.

Mientras un grupo de senegaleses intentaba dar caza a la familia llegaron los Mossos d'Esquadra y detuvieron a los dos presuntos homicidas. Sin embargo, nada pudieron hacer por Ibrahima, que moría en el hospital poco después a causa del disparo que había recibido en el pecho.

Según la dirección general de los Mossos d'Esquadra, 'la hipótesis que tiene más posibilidades de que sea verídica' en cuanto al origen de la pelea es que ésta se generó cuando uno de los detenidos recriminó a los subsaharianos, 'con una expresión de carácter racista, xenófobo', que jugaran a fútbol en la calle.

Los Mossos han cargado contra los jóvenes que protestaban por la muerte de su compañero A partir de ese momento, se corrió la voz entre la comunidad senegalesa, muy cohesionada debido a su precaria situación. Cuando llegó la noche, un grupo de jóvenes se concentraron para protestar contra la muerte de su compatriota.

Muchos de ellos dijeron a los medios que los detenidos habían amenazado varios veces con 'matar a un africano.'

Entonces, llegaron los Mossos con equipamiento antidisturbios y realizaron varias cargas para intentar dispersar a los jóvenes, que volcaron contendores y algunos se enfrentaron a los agentes.

Los Mossos d'Esqudra han detenido hoy a otras dos personas en relación con los hechos, con lo que ya son cuatro los arrestados.

El director general de los Mossos, Manel Prat, ha confirmado estas dos nuevas detenciones, que se suman a las otras dos practicadas ayer poco después del suceso.

Prat ha señalado que estos dos nuevos detenidos son de etnia gitana, al igual que los dos de ayer, que también tienen numerosos antecedentes policiales. Todos los detenidos tienen 'numerosos antecedentes policiales'.

El director general de los Mossos ha explicado que la policía mantendrá hoy una 'vigilancia permanente' en el barrio para evitar que se reproduzcan los incidentes y ha señalado que estos se podrían volver a producir porque 'son comunidades (la subsahariana y la gitana) que viven incluso en el mismo bloque'.

La comunidad subsahariana tiene previsto celebrar a mediodía de hoy una concentración de protesta por este asesinato.