Público
Público

Cultura investigará la selección de San Sebastián como Capital Europea de la Cultura 2016

El Ministerio abrirá una investigación, después de que el alcalde de Córdoba denunciara hoy irregularidades en el asesoramiento de la candidatura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Después de que el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto del PP, denunciara hoy que un miembro del jurado internacional que eligió a San Sebastián como Capital Cultural Europea en el año 2016 asesoró 'en secreto' a la delegación donostiarra encargada de defender el proyecto de su candidatura, el Ministerio de Cultura ha informado en un comunicado esta tarde la apertura de una investigación.

El Ministerio que dirige Ángeles González Sinde informó a la Comisión Europea del inicio de una investigación formal sobre el proceso de selección, con el objetivo de salvaguardar la máxima transparencia y objetividad de dicho proceso. Hace dos semanas, Alfredo Pérez Rubalcaba se mostraba cauteloso al juzgar el fallo del jurado como 'absolutamente independiente del Gobierno'.

Dado que la Capitalidad Europea de la Cultura es una acción de la Unión Europea regulada por la normativa comunitaria y en la que representantes de la Comisión han actuado como observadores, el Ministerio ha pedido a la Comisión que clarifique si los miembros del jurado han llevado a cabo sus funciones de acuerdo a las reglas establecidas.

La ciudad de San Sebastián será la Capital Europea de la Cultura en 2016, según la decisión tomada por el Comité de Selección de la UE en un fallo que desató la furia de otras ciudades finalistas, como Córdoba y Zaragoza. San Sebastián compartirá capitalidad con la ciudad polaca de Wroclaw, después de superar a Burgos, Segovia y Las Palmas, además de las otras dos citadas.

Esta mañana, el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, explicaba que el Ayuntamiento recibió este lunes un sorprendente CD con documentos de Cristina Ortega Nuere, miembro del jurado internacional y que trabaja, a su vez, para la Consejería de Cultura del Gobierno vasco, algo que se conoció después del veredicto del jurado.

En estos documentos se recomienda a la Universidad de Deusto cómo se tienen que hacer las cosas para lograr el éxito en la elección. Lo primero que le recomienda a la Universidad es que se ponga en contacto con Eva Salaberría, una de las responsables de la candidatura donostiarra, y propone reuniones de trabajo, programas de colaboración y una estrategia de comunicación 'muy innovadora'.

Todos estos hechos han llevado a José Antonio Nieto a exigir explicaciones al Ministerio de Cultura y a poner los CDs en manos de los abogados para impugnar la decisión del jurado una vez que se hagan públicas las actas de su reunión.

Tras conocerse la decisión del Comité de Selección de la UE, el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, consideró un 'disparate' la elección de San Sebastián como Capital Europea de la Cultura en 2016. El alcalde aseguraba que el jurado 'ya tendrá tiempo de arrepentirse' y concluía que de las candidatas 'la que menos me gusta es San Sebastián porque el alcalde es de Bildu'.

El eurodiputado conservador Carlos Iturgaiz pidió también al Gobierno que aclarase si esta designación 'es una concesión a ETA dentro de su proceso de negociación'. Además, presentó una pregunta a la Comisión Europea para que valore 'si una ciudad gobernada por los amigos del terror (Bildu) puede ostentar el título de Capital Europea de la Cultura'.

La ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, negó a finales de junio que existiera el más mínimo vínculo entre la elección de San Sebastián como Capital Europea de la Cultura 2016 y la llegada de Bildu al Ayuntamiento de la localidad vasca. Sinde elogió la contribución de Odón Elorza, el anterior alcalde, para lograr el reconocimiento de la ciudad y recordó que la decisión fue adoptada por los miembros de un jurado nombrado por diversas instituciones europeas.

En una entrevista en Onda Cero, el propio exalcalde donostiarra consideraba que las críticas por la elección de San Sebastián son fruto del 'calentón' del momento. Elorza pedía que no se politizara más el asunto porque 'no se puede enmierdar una decisión cultural muy sólida'.