Público
Público

La cúpula del PP se despide de Fraga

Las gaitas que usaba en sus celebraciones dan el adiós al féretro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Veinte minutos antes de la hora prevista, como recordando su costumbre de llegar antes de tiempo a todas partes, el furgón funerario de Manuel Fraga entraba ayer en el camposanto de Perbes (Miño), procedente de Madrid, donde falleció el domingo. Allí reposan ya los restos mortales del presidente fundador del PP en el nicho familiar de la localidad coruñesa en la que veraneaba. Allí, con la única y notable excepción del presidente Mariano Rajoy, estuvieron presentes PP y Gobierno: la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y los ministros Alberto Ruiz-Gallardón, Ana Pastor y Ana Mato, y la secretaria del PP, Dolores de Cospedal, que llegó en el mismo coche que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Para entonces hacía ya unos minutos que José María Aznar y su mujer, Ana Botella, alcaldesa de Madrid, aguardaban en la iglesia.

No faltaron las gaitas con las que Fraga se rodeaba en las celebraciones. La Real Banda de Ourense fue la encargada de interpretar el Himno del Antiguo Reino de Galicia y el Himno Gallego al principio y al final, respectivamente, de la ceremonia.

En las calles del pequeño municipio se agolpaban vecinos y curiosos algunos de ellos llegados desde A Coruña y Santiago en sendos autobuses fletados por el PP que no quisieron perderse 'un día histórico'. Ni rastro, en cambio, de la temida aglomeración prevista. Algunos de los asistentes buscaban inmortalizar con sus cámaras a 'políticos famosos', otros se conformaban con ver de cerca a los ministros. Una mujer, tras varios intentos por alcanzar el diminuto cementerio, dispuesta a depositar el ramo de flores que portaba, mostraba su pesar: 'Una gran pérdida para Galicia y para España'. María y Pilar también se desplazaron expresamente a Perbes para ver pasar la comitiva. 'Nunca nadie se preocupó tanto por Galicia', aseguraban las mujeres.

Al término del funeral, cuando los restos del expresidente gallego ya descansaban junto a los de su mujer, Carmen Estévez fallecida en 1996, Feijóo destacó la 'ingente obra' que deja Fraga. El presidente de la Xunta quiso despedirle 'como un gallego más'. 'Eligió una forma de irse muy coherente con lo que él ha sido. Ha hecho una gran obra y se ha ido en un lugar muy pequeño', aseveró.

Una de las hijas del presidente fundador del PP, la eurodiputada Carmen Fraga, agradeció las muestras de cariño recibidas. Aferrada a las banderas, española y gallega, que cubrían el féretro, se limitó a señalar que su padre reposa ahora 'donde él quería'. 'Desde aquí cuidará a todos los gallegos', aseveró. Los nietos del exministro franquista señalaron asimismo que recordarán a su abuelo como 'una persona familiar y cariñosa, más allá del personaje público' que fue Manuel Fraga.

Ya en la calle, una vez concluidas las honras fúnebre, una de las personalidades asistentes a la ceremonia calificaba de 'error' que la familia hubiese optado por rendir homenaje a Manuel Fraga en Madrid 'en un piso de cien metros'. Poco importa. 'Estamos aquí por ser quien fue', zanjaba a continuación.