Público
Público

Defensa teme ataques de la insurgencia en Afganistán

Chacón advierte del riesgo que conllevará la entrega progresiva del control del país a los afganos hasta 2012

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A medida que las tropas españolas desplegadas en Afganistán permiten a los afganos gestionar su territorio, se incrementa el riesgo de que los efectivos sean el objetivo de un ataque insurgente o talibán. Así lo reconoció ayer la ministra de Defensa, Carme Chacón, que aseguró que este año será 'crucial' para la guerra en la zona porque 'es el principio del fin' de la misión ISAF de la OTAN en la que participa España con más de 1.500 efectivos.

Chacón recordó que uno de los principales objetivos que persiguen las fuerzas desplegadas en el país asiático es consolidar las comunicaciones en la provincia de Badghis, al norte del país. Allí construyen la ruta Lithium, que une la ciudad de Quala i Naw donde España mantiene su cuartel general en Afganistán con el valle de Bala Morghab, y la conocida como Ring Road. Ambas son 'rutas estratégicas' para el comercio de la zona y cruzan zonas que 'antes controlaban los insurgentes o talibanes'.

España pretende culminar la construcción de ambas infraestructurasEstos dos grupos 'tratan de seguir controlando espacios que los militares devuelven al comercio afgano' y ahí se produce lo que Defensa llama 'hostigamientos', aseguró la ministra en un desayuno informativo organizado por Europa Press.

No obstante, Chacón confirmó que España pretende culminar la construcción de ambas infraestructuras e iniciar el proceso de devolución del poder a las fuerzas afganas según el calendario fijado por la OTAN. Por lo tanto, la Base de Apoyo Avanzado, así como el aeropuerto de Herat se cederán a lo largo de este año y el control de la seguridad de Badghis pasará a manos de los afganos en 2012.

El traspaso de esas competencias no significará, en todo caso, 'la vuelta a casa' de las tropas, recalcó la ministra. Tanto ella como el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, han insistido en varias ocasiones en que aunque en la misión en Afganistán los objetivos son 'irrenunciables', 'los plazos de retirada son orientativos'. 'Volverán a casa cuando los objetivos estén cumplidos', volvió a repetir ayer Chacón.

Según los plazos que manejan los aliados, en 2014 se habrá devuelto por completo el control del país a los afganos, incluso el de las zonas más peligrosas (sur y este).

La ministra también justificó la presencia española en las dos misiones que tienen como objetivo erradicar el problema de la piratería en el océano Índico. Chacón aseguró que gracias a la operación Atalanta, que trata de evitar los secuestros en alta mar, el año 2010 fue 'mejor' que el anterior porque se redujo el número de ataques.

Pero insistió en que 'el problema está en tierra' y que por ello España seguirá formando soldados somalíes en la misión de la UE en Uganda. 'Hasta que no seamos capaces de darles condiciones de vida a los jóvenes somalíes, la piratería va a seguir', lamentó. La ministra tiene previsto viajar a la zona 'próximamente'.