Público
Público

La Defensora del Pueblo se mete en la política catalana

Recomienda a los partidos «sentido común» tras su recurso a una ley ante el TC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más leña al fuego en Catalunya. La Defensora del Pueblo en funciones, la conservadora Maria Luisa Cava de Llano, no ha tardado en contestar a las acusaciones del presidente de la Generalitat, José Montilla, en las que la acusaba de actuar bajo las órdenes del PP al recurrir ante el Tribunal Constitucional (TC) la Ley de Acogida de Inmigrantes de Catalunya. 'Esto no viene a cuento, quiero recordar que fui elegida adjunta primera del Defensor del Pueblo por unanimidad', comentó la ex diputada del PP, e hizo referencia a la obligación que tuvo de suspender su militancia para desempeñar su cargo actual.

Cava de Llano contestó de esta manera a los reproches procedentes de la gran parte de los partidos políticos catalanes e insistiendo en que no va a sucumbir ante las críticas. 'A mí nadie me tiene que explicar lo que es Catalunya, porque nací, crecí y me formé allí', remarcó. La Defensora del Pueblo defendió el recurso ante una ley que, según ella, bonifica a los inmigrantes que muestren un mayor conocimiento del catalán: 'Está basado en la sentencia reciente del Tribunal Constitucional', argumentó.

De Llano aprovechó su comparecencia en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo para pedir prudencia en estos meses previos a las elecciones autonómicas en Catalunya, en los que a su juicio, 'los ánimos están soliviantados'. La sucesora del socialista Enrique Múgica no entiende la reacción de José Montilla, que declaró que seguirá adelante con la ley aunque prospere el recurso. 'Es preocupante que estas palabras surjan de representantes públicos; si ahora yo me niego a cumplir una resolución porque no me favorece, ¿dónde vivimos?, ¿estamos en un estado democrático o no?', se preguntó.

Cava insistió en que 'hay que ser cuidadoso y prudente con lo que se dice', y tachó de 'preocupantes' las declaraciones del conseller de Innovación y Universidades, Josep Huguet, que pidió 'insumisión jurídica' y calificó de 'falangista' al ex Defensor del Pueblo Enrique Múgica, que cesó en su cargo el 30 de junio.

Desde su posición, la Defensora del Pueblo aseguró que abogará por 'la defensa de los derechos fundamentales' y 'por la cooficialidad, sin preferencia alguna, de la lengua catalana'.

Ayer, volvieron a producirse reacciones ante la iniciativa emprendida por Cava de Llano contra la Ley de Acogida catalana. El coordinador general de Esquerra Unida (EUiA), Milchor Miralles, arremetió contra el PP por mantener una actitud de 'provocación' ante la citada normativa , 'con una activista del PP colocada en el Defensor del Pueblo'.

Durante una visita al barrio barcelonés de Gràcia, Miralles acusó al PP de querer obtener con el recurso de Cava de Llano 'lo que no ha podido conseguir en la votación en el Parlament, ni en el Consejo de Garantías Estatutarias'.

El pasado día 13 la Defensora del Pueblo recurrió la Ley catalana de Acogida de Inmigrantes ante el TC, según explicó ella misma, por 'coherencia' con la sentencia del Constitucional sobre el Estatut, que rechazó el catalán como lengua preferente en Catalunya. 'El artículo 9 de la ley catalana establece un sistema de preferencia lingüística absoluta del catalán sobre el castellano, hecho que no cuadra con las previsiones de la Constitución ni con la interpretación que el TC ha hecho con el Estatuto de Autonomía', subrayó Cava de Llano.

Asimismo, la Defensora en funciones añadió en su recurso que 'el hecho de que el catalán sea la lengua de integración y la exigencia de su conocimiento no responde a la lógica de la primera acogida y priva a los ciudadanos extranjeros de capacidad para decidir'.