Público
Público

Deja IU-Madrid la diputada que más combatió la corrupción del Gobierno de Aguirre

Reyes Montiel renuncia mañana viernes a su escaño en la Asamblea // Pertenecía al sector de IU Abierta, liderado por Inés Sabanés y Gaspar Llamazares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La diputada autonómica de Izquierda Unida-Comunidad de Madrid (IU-CM) Reyes Montiel hará pública mañana viernes 29 su renuncia al escaño y la salida de su formación, según han adelantado a Público fuentes de la federación. Montiel cierra así un período de siete años como parlamentaria, desde las elecciones de mayo de 2003. Con ella se va la voz que en IU-CM más ha denunciado los casos de corrupción que acosan al Gobierno de Esperanza Aguirre.

No es una baja más. Montiel abandona IU por discrepancias con la línea oficial de la dirección madrileña. Pertenece a la familia de IU Abierta, que en el conjunto de la federación regional pesa en torno a un 15%. Se adscribe, por tanto, al sector de la también diputada autonómica Inés Sabanés y al del portavoz de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares.

Las disputas internas habían comenzado a agudizarse hace justo un año, cuando el ala mayoritaria de IU-CM, controlada por el coordinador general, Gregorio Gordo, decidió apresurar la elección de los cabezas de lista para las autonómicas y municipales de 2011. IU Abierta se opuso al método y la premura impuestas por la cúpula regional, máxime cuando la federación se hallaba entonces (y aún hoy)  inmersa en un largo proceso de refundación. Las tensiones condujeron incluso a que la portavoz de la Presidencia Ejecutiva Regional, Tania Sánchez, dejara su cargo. Imitaron ese paso los dirigentes Fausto Fernández y Juan Martínez. 

Al final, las tesis gasparistas fueron derrotadas. En diciembre, Gordo y Ángel Pérez -el otro hombre fuerte de la federación- fueron designados números uno para la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid para 2011. En mayo, cuando se cerró la confección de las listas, Montiel, Sabanés y Fernández (los tres únicos representantes de IU Abierta del total de 11 diputados autonómicos) anunciaron que no se integrarían en las candidaturas del próximo año. La madrileña no es una federación menor para IU: es el segundo territorio más grande en número de afiliados (10.264, según la última revisión del censo, de noviembre de 2008), tras Andalucía. 

Montiel, como portavoz de IU en la Comisión de Vigilancia de las Contrataciones, ha intentado rastrear las huellas de la presunta corrupción del Ejecutivo madrileño. Apoyada por Sabanés, ha reclamado los contratos sospechosos, ha preguntado en numerosas ocasiones a los consejeros de Aguirre (y en especial al vicepresidente, Ignacio González) y ha instado a la Fiscalía General del Estado a investigar varios contratos suscritos por el Instituto Madrileño de Desarrollo (Imade), adscrito al Gobierno autonómico, que en 2006 abonó 4,55 millones de euros a empresas coordinadas con la red Gürtel por campañas publicitarias que nunca llegaron a realizarse. La diputada también ha denunciado la financiación ilegal del PP madrileño que, según el ministerio público y la Policía, se esconde tras el caso Fundescam.

Al salir de IU, Montiel dejará asimismo la Secretaría de Movilidad de la federación, de la que era responsable desde la primavera de 2009, tras la VIII Asamblea Regional. Ahora volverá a su trabajo en una fundación de Comisiones Obreras, en la que se encontraba en situación de excedencia. También colaborará con Equo, el proyecto rojiverde capitaneado por el ex director de Greenpeace Juan López de Uralde.