Publicado: 17.10.2016 14:42 |Actualizado: 17.10.2016 14:43

"¿Por qué le denegaron la
orden de alejamiento?"

La delegada de Igualdad del Ayuntamiento de Olivares, en Sevilla, condena el
asesinato en la localidad de una mujer de 26 años a manos de su expareja.

Publicidad
Media: 1.33
Votos: 3
Comentarios:
Cientos de personas participan en la concentración por el asesinado en Olivares (Sevilla) de una mujer apuñalada por su expareja. - EFE

Cientos de personas participan en la concentración por el asesinado en Olivares (Sevilla) de una mujer apuñalada por su expareja. - EFE

SEVILLA.- "¿Por qué le denegaron la orden de alejamiento?", se ha preguntado la delegada de Igualdad del Ayuntamiento de Olivares (Sevilla), Carmen Mateos, en relación con el asesinato de este domingo de una mujer de 26 años, apuñalada presuntamente por su expareja. La víctima había denuncia agresiones hace un mes.

En nombre del Ayuntamiento de Olivares, que este lunes en pleno ha decretado tres días de luto oficial, Carmen Mateos ha leído un comunicado al mediodía, ante varios cientos de vecinos que han participado a las puertas del Consistorio en la concentración de condena por la muerte. La víctima, madre de dos niños de tres y cinco años, había sido atendida "en múltiples ocasiones" y "con la mayor rapidez posible" y "elaborando informes aun cuando la justicia no estaba del todo de nuestra parte", según las palabras leídas por Carmen Mateos, quien ha asegurado que la denuncia de la fallecida contra su presunto maltratador la puso hace mes.



Hace un mes, según la delegada municipal de Igualdad, la joven requirió atención hospitalaria por las lesiones que presuntamente le causó su pareja, y fue entonces cuando decidió denunciar y marcharse a vivir a otra casa. La fallecida había contado a los servicios sociales que su agresor sabía pegar sin dejar marcas, según Mateos, quien ha asegurado que en el momento de la agresión de hace un mes el presunto homicida se autolesionó para argumentar ante el juzgado que las agresiones habían sido mutuas.

Mateos ha asegurado igualmente que en este caso el Centro de Salud, Asuntos Sociales, la Policía Local, la Guardia Civil y el Punto de Igualdad Municipal han estado pendientes de la víctima desde que se decidió a contar "el infierno" que estaba viviendo. "Su mayor preocupación eran sus hijos, unos hijos que pensaba pondría en peligro si contaba lo que le pasaba y que en su afán de protegerlos hoy están solos. Es necesario que las personas que las personas que sufren maltrato denuncien su situación, y que le acompañemos en todo el proceso, que se sientan protegidas, apoyadas", ha asegurado Mateos.

"Un caso de una pareja de extranjeros, un caso que pone de manifiesto que denunciar no sirve para nada... esto es lo que piensa la gente", ha lamentado Mateos en la lectura del comunicado municipal y en alusión a la procedencia dominicana de víctima y agresor. "La corta vida de la fallecida es ejemplo de vida de sacrificio, de heroína, de saber cómo callar, de aguantar que le peguen... ¿Hay algo más heroico que aguantar lo que ella ha aguantado sin hacer que se note?", ha concluido el comunicado municipal.

El alcalde de la localidad, Isidoro Ramos, ha asegurado que se han emprendido acciones diplomáticas para contactar con la familia de la víctima, y que de sus dos hijos se ha hecho cargo la Administración autonómica. La secretaria general de los socialistas sevillanos, Verónica Pérez, ha participado en el minuto de silencio que se ha mantenido a las puertas del Ayuntamiento y, en declaraciones a los periodistas, ha pedido un pacto de Estado contra la violencia machista.