Publicado: 14.03.2014 18:54 |Actualizado: 14.03.2014 18:54

Denuncian que la Policía retira una placa en memoria de Ángel Berrueta, la otra víctima del 11-M

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La plataforma Ángel gogoan (Ángel en el recuerdo, en su traducción al castellano) ha asegurado a Público que agentes de la Policía municipal de Pamplona han retirado una palca que conmemoraba el décimo aniversario del asesinato de Ángel Berrueta. El asesinado era el dueño de una panadería al que, tres días después del 11-M, un policía y su hijo -vecinos del barrio- acribillaron a puñaladas y disparos por negarse a colocar un letrero en su establecimiento en el que se aseguraba que la organización terrorista ETA era la autora de los atentados de Madrid.

"Ayer se hizo un homenaje popular al que acudieron alrededor de mil personas", ha explicado a Público Edur, miembro de la plataforma en memoria de Berrueta. "Tal y como quería todo el barrio -el de San Juan-, se colocó una placa en la fachada de su panadería, pero ni doce horas después la han quitado", lamenta.

Algunos medios de comunicación de Euskadi han confirmado que la placa ha sido retirada por agentes de la Policía, citando fuentes de Protección Civil del Ayuntamiento pamplonica. Este periódico ha intentado confirmarlo consultando tanto al Ayuntamiento como al propio cuerpo de Policía de la capital Navarra. Ninguna fuente oficial consultada ha confirmado ni desmentido los hechos, mientras que desde la Policía instan a la plataforma a "poner una reclamación por escrito" para esclarecer el asunto.

"Durante diez años se le ha tratado como una víctima de segunda"

Según la  plataforma, durante los últimos diez años "nunca se ha reconocido desde ninguna instancia institucional el carácter político de su asesinato y el tratamiento que se le ha dado ha sido el de víctima de segunda". El Ayuntamiento de Pamplona, con los votos negativos del PP, PSN y UPyD, rechazó en pleno la pasada semana una moción respaldada por más de 2.000 firmas en la que se instaba a aprobar la colocación de esta placa.

"La moción estaba enmarcada en un camino hacia la reparación para que hechos como este no se repitan", ha afirmado Edur. "Lo que quieren es mantener en el olvido a esta víctima de la violencia política. Ante eso, y el resultado de la moción, siguen enrocados en las mismas posiciones. No miran al futuro para superar el dolor y el sufrimiento de todas las víctimas", ha criticado.

En breves, la plataforma comenzará una ronda contactos con las fuerzas políticas para trasladarle su preocupación y hartazgo y "ver su disposición a revertir esta situación que llevan manteniendo durante diez años".