Público
Público

Los dependientes reclaman a Cospedal que les liquide la deuda

La Junta no ha pagado ni agosto ni septiembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los dependientes salieron ayer a la calle en Toledo para reclamar a la Junta de Castilla-La Mancha que les pague las ayudas que les debe. El Gobierno regional adeuda los meses de agosto y septiembre al alrededor de 30.000 personas que cobran una ayuda económica por la Ley de Dependencia en la región. La Junta justifica que no tiene dinero suficiente y que depende de la aportación del Estado, que llega con dos meses de retraso.

La marcha, que avanzó lenta por la participación de personas en silla de ruedas, focalizó su protesta en su presidenta regional, María Dolores de Cospedal, además secretaria general del PP. 'Cospedal, paga ya', fue la proclama más coreada por los manifestantes, que le recordaron: 'Algún día podrías ser tú'.

La manifestación, convocada por la Plataforma Ley de Dependencia de Castilla-La Mancha finalizó pasada la una y media de la tarde en la plaza de Zocodover, punto neurálgico de la ciudad, a esas horas, plagada de turistas. Los manifestantes expulsaron su rabia a través de un megáfono: 'Si los legisladores no cumplen la ley que ellos aprobaron, que se vayan', gritaban varios de los congregados. 'Al político que no cumple, no hay que votarle', añadían otros.

Unas 200 personas participaron en la protesta. Muchos afectados, grandes dependientes sin capacidad de moverse, no pudieron asistir.

El presidente de la plataforma, Enrique Rivas, explicó que desde hace unas semanas están pidiendo a los concejales de varios municipios de la región que insten al pleno a votar una moción en contra del impago. 'Creemos importante que se tomen medidas contra cualquier concejal o alcalde que vote en contra, sea del partido que sea', insistió. Según argumentó, un cargo público debe defender la ley en vigor. Y la Ley de Dependencia establece que las ayudas son un derecho subjetivo.

Otro de los portavoces de la plataforma, José Luis Gómez, conmovió a los concentrados al leer la carta que ha enviado a Cospedal contándole su caso. Dos de los tres hijos de José Luis, Nacho y Álvaro, son grandes dependientes. Los cuidan entre él y su mujer y por ello reciben sendas ayudas económicas. Sin ellas, llegan a final de mes a duras penas. La enfermedad de los hijos de José Luis es degenerativa. Su esperanza de vida apenas llega a la mayoría de edad. Cuando mueran, 'ya no hará falta ese dinero', denunció.

La plataforma también insistió en que ni pertenecen ni están apadrinados por ningún partido político. 'Este es el partido de Nacho, de Álvaro, de Andrea y de todos los dependientes que no están cobrando. Querer politizar nuestras reivindicaciones es indecente e indigno', aseguró José Luis.

También intervino Eva Fernández, madre de Andrea, una niña de seis años, dependiente severa, que respira gracias a una traqueotomía y un respirador. 'Nosotros sí estamos haciendo nuestro trabajo, sí cumplimos la ley, cuidamos de nuestros dependientes y no lo cobramos. Los consejeros de la Junta sí cobran sus nóminas, mucho más altas', denunció. Por su parte, Maika Imedio, del Foro de Vida Independiente y Divertad, también exigió a los dirigentes castellano-manchegos que dejen de politizar al colectivo y exigió que se deje de discriminar a las personas con algún tipo de discapacidad.