Público
Público

Un desafío para salir del anonimato

El líder socialista se presenta como el candidato de las bases

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

De la tranquilidad de la alcaldía de Parla, una localidad del sur de Madrid de marcado carácter obrero en las que están censadas más de 115.000 almas, al ojo del huracán. La trayectoria política del secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha dado un vuelco en los últimos dos meses. La fecha clave fue el pasado 7 de agosto, cuando, en una reunión en La Moncloa, reafirmó ante José Luis Rodríguez Zapatero su decisión de ser el candidato socialista para la Comunidad de Madrid, pese a que el presidente le pidió que dejara el camino abierto a Trinidad Jiménez.

Alabado por la derecha porque se 'enfrentó' al secretario general de su partido, y utilizado por los medios afines al PP como ariete contra Zapatero, Gómez ha conseguido en las últimas semanas ganarse la simpatía de ciertos sectores de la izquierda con un discurso 'de bases' en el que ha abogado en todo momento por hacer las cosas 'de abajo arriba'.

Él mismo reconoce que la campaña de las primarias le ha cambiado

Pero su determinación ante el presidente del Gobierno lo han convertido, también, en el candidato de la vieja guardia socialista y de las viejas familias del PSOE de Madrid. Varios ministros de Felipe González y figuras como Juan Barranco o Joaquín Leguina le han mostrado su apoyo, y eso que el principal éxito de Gómez al frente del PSM ha sido precisamente acabar con la vieja estructura de familias de la extinta FSM.

Hijo de emigrantes en Holanda (nació en la ciudad de Enschende en 1968, aunque desde los 2 años ha vivido siempre en Parla), la campañahacia las primarias lo ha cambiado. Él mismo lo ha reconocido. Y es que, aunque desde 2007 ocupa el liderazgo del PSM, hasta que hizo frente a Zapatero Gómez era prácticamente un desconocido. La televisión madrileña, controlada por Aguirre, apenas dedicaba unos minutos a la semana a sus intervenciones públicas. Ahora, Telemadrid realiza conexiones en directo con sus mítines. En unos pocos días, Gómez ha concedido más de 50 entrevistas en medios nacionales y autonómicos. Y su campaña de las primarias se sigue atentamente en media Europa.

A su equipo le parece injusta esta popularidad repentina. 'Lleva trabajando por los ciudadanos desde hace más de diez años y no desde hace dos meses', se quejan. Él tampoco acaba por encontrarse cómodo. Tiene el título de alcalde más votado de España un 75% de los votos en 2007,y ha demostrado la cercanía con sus vecinos de Parla, pero Gómez sigue siendo extremadamente tímido, y aún se pone nervioso cuando tiene que hablar en público.

Sus allegados destacan su capacidad de trabajo y esfuerzo

La fama no se le ha subido a la cabeza, al menos de momento. Y su vida es coherente 'somos la candidatura de la coherencia', ha recalcado estos días con su discurso. Sus chequeos los realiza en centros de salud públicos y sigue entrenándose cada día en gimnasios municipales.

Todos los jueves, Gómez deja de ser líder del PSM para convertirse en profesor de Economía en una universidad pública. 'Trabajo y esfuerzo', principales lemas de su candidatura, son las virtudes que más destacan sus allegados más cercanos. Hoy, Tomás Gómez, se juega su futuro en la política.