Público
Público

Desalojado un balneario en Donostia por una emanación tóxica

Catorce personas han sido ingresadas en centros hospitalarios, donde aún permanecen cuatro pacientes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una emanación de gas tóxico producida en un centro de talasoterapia situado en la emblemática playa de La Concha de Donostia ha obligado a desalojar la zona central del paseo y ha afectado a decenas de personas, 14 de las cuales han sido trasladadas a centros sanitarios, en los que aún permanecen cuatro pacientes.

El accidente se ha registrado pasadas las 8:30 horas, cuando debido a 'un error humano', según el gerente del centro La Perla, Francis Tamayo, se ha mezclado hipoclorito sódico (cloro) y ácido sulfúrico, lo que ha producido una 'nube de cloro gas', un elemento que, como ha indicado el departamento vasco de Sanidad en un comunicado, es 'muy irritante para las mucosas'.

Según estas fuentes, en el momento del accidente se encontraban en La Perla unos 30 clientes y otros tantos trabajadores, que han sido desalojados de inmediato y han salido a la playa para huir de la emanación tóxica, muchos de ellos en bañador y albornoz.

No obstante, según el Ayuntamiento, dentro de las termas sólo había una veintena de personas cuando ha sucedido el incidente. El escape se ha comunicado de inmediato a la Unidad de Sanidad Ambiental de la Subdirección de Salud Pública de Gipuzkoa, que ha alertado al Ayuntamiento de Donostia.

Además del centro de talasoterapia, la Guardia Urbana ha desalojado también a las personas que se encontraban en los cafés y locales anexos a La Perla. La zona ha sido acordonada para establecer un perímetro de seguridad 'adecuado', aunque no ha sido necesario alertar al resto de la población porque todas las viviendas cercanas tenían las ventanas cerradas.

Numerosas unidades médicas, media docena de ambulancias y un furgón de Incidente de Múltiples Víctimas de Osakidetza, han acudido al lugar, en el que también se han personado los bomberos de Donostia y varias dotaciones de la Guardia Urbana y la Ertzaintza.