Público
Público

Desarticulada en Guipúzcoa y Navarra una célula de apoyo a Al Qaeda

Los cinco detenidos financiaban la red terrorista en el Magreb Islámico y tenían vínculos en Italia, Francia y Suiza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Guardia Civil ha detenido en las últimas horas a cinco personas en Guipúzcoa y Navarra acusadas de formar una célula logística relacionada con la red terrorista de Al Qaeda. En concreto, se les acusa de contribuir a la financión de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

Dos de las detenciones se han producido en las localidades guipuzcoanas de Irún y Legorreta, otras dos en Pamplona y la última en la localidad navarra de Berriozar.

Interior ha indicado que los arrestados, de nacionalidad argelina y entre 36 y 49 años, son Mohamed Talbi, Hakim Anniche, Mounir Aoudache, Abdelghaffour Bensaoula y Ahmed Benchohra.

La operación policial ha sido efectuada por agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil con mandato de la Audiencia Nacional.

Los detenidos están acusados de formar una célula de apoyo logístico y financiero a grupos terroristas que operan en la zona argelina del Magreb, concretamente con la 'franquicia' de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

De acuerdo con las investigaciones, los detenidos tendrían vinculaciones en otros países europeos (Italia, Francia y Suiza) y prestarían colaboración financiera a estas organizaciones terroristas vinculadas a Al Qaeda.

La Guardia Civil ha realizado varios registros en domicilios y locales vinculados a los arrestados en las localidades navarras de Pamplona y Berriozar, así como en las guipuzcoanas de Irún y Legorreta. En estas intervenciones se ha localizado abundante material informático y documentación que deberá ser analizada. Las actuaciones están dirigidas por el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional y la Fiscalía.

La complejidad de la operación, así como los registros realizados de forma simultánea, han requerido la movilización de agentes de diferentes unidades de la Guardia Civil, con un despliegue de más de ciento cincuenta efectivos. La investigación sigue abierta y no se descartan nuevas actuacines.