Público
Público

"Deseo que Moratinos siga en el Gobierno"

Zapatero frena la designación del titular de Exteriores como sucesor de Solana en la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha mostrado este martes satisfecho por que su ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, haya sido propuesto para ocupar el cargo de Alto Representante para la Política Exterior de la UE, pero ha señalado que él desea que se quede en el Gobierno español.

A dos días de que los Veintisiete jefes de Estado y de Gobierno de la UE se reúnan en Bruselas para nombrar al primer presidente estable de la UE y al nuevo Alto Representante, Zapatero se ha reunido en la Moncloa con el presidente húngaro, László Sólyom, y en rueda de prensa ambos han confiado en que el Consejo Europeo concluya con éxito.

Zapatero ha reconocido que Moratinos, 'un excelente ministro de Exteriores', 'está como uno de los nombres que podría ser' Alto Representante, porque cuenta con el aprecio y el reconocimiento de toda la esfera política, además de ser 'una magnífica persona'.

Pero ha añadido: 'cumple aquí su tarea muy bien, es un gran colaborador, deseo que siga en la colaboración en el gobierno de España'.

Zapatero ha reconocido la trascendencia de la reunión extraordinaria que mantendrá el jueves en Bruselas el Consejo Europeo y no ha dado nuevas pistas sobre sus preferencias. Se ha limitado a recordar que quiere un presidente estable 'europeísta, con liderazgo político y que tenga un proyecto o, al menos, un conjunto de ideas para Europa'.

Tras apuntar que 'lo deseable' sería elegir a esa persona por consenso, ha confiado en que el 'proceso de consultas telefónicas permanente' en que están participando los veintisiete líderes comunitarios permita llegar al jueves con posiciones 'suficientemente maduras'. El presidente húngaro ha confiado también en que las negociaciones 'lleguen a buen puerto'.

Zapatero y Sólyom han analizado la coordinación de España, Bélgica y Hungría, los tres países que asumirán de forma consecutiva durante los próximos 18 meses la Presidencia semestral de la UE y que, según el Tratado de Lisboa, deben trabajar de forma conjunta.

En este contexto, Zapatero ha considerado que la 'Presidencia trío' deberá abordar dos asuntos fundamentales para el futuro de la UE: la coordinación de las políticas económicas y la renovación de la Estrategia de Lisboa para salir de la crisis; y el desarrollo de las políticas de vecindad.

Hungría ha mostrado hoy su respaldo al impulso de las relaciones europeas con el Mediterráneo, uno de los principales intereses de España, y el Gobierno de Zapatero ha garantizado su apoyo a la política de vecindad hacia el Este. Ambos han analizado también la situación de las minorías húngaras que viven en la UE fuera de su país y Zapatero ha garantizado que entiende la preocupación del Gobierno de Hungría.

Sólyom ha defendido como Zapatero la necesidad de una política económica 'más unitaria' y ha abogado por que la UE sea 'abanderada' en la lucha contra el cambio climático, asumiendo compromisos de forma unilateral para 'dar ejemplo al mundo'.

Ha destacado la enorme dependencia energética de Hungría, que se encuentra 'casi, casi a merced del gas ruso', y ha invitado a las empresas españolas de energías renovables a invertir en su país. Sólyom ha avanzado la posibilidad de que su país abra en España un instituto húngaro de cultura cuando asuma en 2011 la presidencia de turno de la UE.