Publicado: 10.12.2012 18:44 |Actualizado: 10.12.2012 18:44

"Cuando despedimos hacemos un bien a la comunidad", afirma un director general de Cospedal

Juan Manuel de la Fuente asegura defender "el trabajo de los castellano manchegos", durante la reunión en la que se ha decidido el despido de 88 orientadores laborales. El máximo responsable de los funcionarios ya dijo en agosto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los gobiernos del PP, el partido que a lo largo de 2011 prometió que cuando lograra el poder iba a crear 3,5 millones de trabajos, ya no parecen tener tapujos a la hora de afirmar que sus políticas de empleo implican la destrucción del mismo. Los conservadores, que ostentan el desgraciado honor de haber logrado la mayor tasa de desempleo de la era democrática, consideran incluso que despididendo a trabajadores públicos realizan un "bien común".

Así de contundente se ha mostrado este lunes un alto cargo del Gobierno de Castilla-La Mancha que preside la número dos del PP, María Dolores de Cospedal. El director general de la Función Pública de la región, Juan Manuel de la Fuente, ha considerado hacer lo correcto poniendo en la calle a empleados de la administración. "Cuando nosotros despedimos a alguien o estamos en trámites de hacerlo, creemos que estamos haciendo un bien común a la comunidad", ha señalado.

"Así lo concibo yo", ha remachado, según se puede escuchar en una grabación de la reunión de la mesa sectorial de los funcionarios que se ha celebrado esta mañana en Toledo, y a la que ha tenido acceso Público. Paradójicamente, justo antes de esa afirmación De la Fuente había asegurado defender "el trabajo de todos los castellano manchegos". Pero el marco en el que ha realizado esas manifestaciones ha sido el encuentro en el que se ha decidido acabar con los empleos de los 88 orientadores laborales que siguen prestando sus servicios en Castilla-La Mancha.

"No hay una varita mágica que a partir de la toma de posesión de un Gobierno empiece a crear empleo. Las condiciones son mucho peores", se ha justificado De la Fuente, a renglón seguido. Y es que según han explicado a este diario los sindicatos de funcionarios, en la reunión con estas centrales, que se ha prolongado durante apenas una hora y media, el Ejecutivo de Cospedal no ha movido ni una coma de la propuesta de modificación de la relación de puestos de trabajo (ver PDF) que había presentado a las centrales antes del encuentro y que adelantó este diario en su edición del domingo.

La administración regional ha argumentado que el contrato de esos orientadores laborales finalizó el 31 de diciembre de 2008, y que desde entonces y hasta ahora "se han ido prorrogando sus puestos de trabajo". Insisten en que "sus nóminas se pagan con fondos procedentes del Gobierno de España, quien ha decidido no presupuestar esta partida para 2013 y, por tanto, no prorrogar sus contratos". Sin embargo, comunidades autónomas como Extremadura o el País Valencià sí han mantenido a esos orientadores con fondos públicos.

Según han explicado los portavoces de los sindicatos que han participado en el encuentro de este lunes, durante la reunión los responsables de la función pública de Castilla-La Mancha también han confirmado su intención de privatizar los servicios de asesoramiento y colocación de empleo que realizaban los orientadores que serán despedidos oficialmente el próximo día 31. No obstante, los servidores públicos se han vuelto a negar a especificar el modelo "público-privado" que se propone desde la administración que dirige la número dos del PP. Es por esta razón por la que los representantes sindicales han decidido abandonar la reunión.

Este diario ha tratado de comprobar la veracidad de las grabaciones antes mencionadas tanto con la administración regional como con los sindicatos, y éstos últimos han confirmado que es De la Fuente el autor de todas las afirmaciones relatadas en los párrafos anteriores. A pesar de que Público ha realizado una llamada telefónica a la Presidencia de Castilla-La Mancha requiriendo más explicaciones de las ya dadas por De la Fuente en la mañana del lunes, la única respuesta que se ha recibido ha sido vía sms. Las fuentes consultadas han afirmado que "la Junta de Castilla-La Mancha no hace valoraciones de grabaciones ilícitas".

No es la primera vez que De la Fuente se pronuncia a favor de los despidos de trabajadores públicos. Durante una reunión similar a la de este lunes, que se celebró el 20 de agosto pasado y que se convocó para negociar una drástica reducción de puestos de trabajo en la función pública castellano manchega, el director general de Cospedal aseguró que el trabajo que lleva a cabo la administración no guarda relación con el número de personas que trabajen en ella: "Nosotros creemos profundamente que sobra muchísima gente en la función pública, y no vamos a llamarnos a engaño", dijo entonces.