Publicado: 22.06.2012 18:09 |Actualizado: 22.06.2012 18:09

Detención mediática para los presuntos "líderes de Toma el metro"

Los seis arrestados se exponen a penas de hasta 5 años de prisión. La Policía baraja denunciarles también por pertenencia a grupo organizado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La detención de los seis jóvenes por la protesta contra el 'tarifazo' del metro en Madrid ha sido también una detención mediática. En la sede de la Delegación del Gobierno, el jefe superior de la Policía, Alfonso José Fernández Díez, y la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, han proyectado las imágenes del arresto realizado esta mañana en el piso del barrio de Lavapiés, donde se encontraban, aseguran fuentes policiales, cuatro de los seis "líderes del movimiento 'Toma el metro'".

Cifuentes ha recalcado que los actos de sabotaje del pasado 29 de mayo en los que ningún pasajero resultó herido "no son una gamberrada o una chiquillada, sino una acción concertada que ha producido perjuicio a miles de personas y que podían haber causado un problema de orden público".

El arresto, que según la delegada del Gobierno ha sido posible gracias a la colaboración de miembros del 15-M en desacuerdo con este tipo de acciones "violentas" y "perjudiciales" para los propios indignados, supone, para el jefe superior de la Policía, un "salto cualitativo" de estos participantes del movimiento. Subrayando "la presunción importante de que se trata de un grupo organizado", ha señalado que los jóvenes han ido "perfeccionando" sus acciones y adoptando "mayores medidas de seguridad", informa EFE.

La Policía ha informado que los arrestados, quienes supuestamente "idearon y organizaron el ataque al suburbano" en el que se activaron las alarmas de diez trenes de diferentes líneas de metro de Madrid en protesta por la subida de las tarifas, se exponen a penas de hasta cinco años de prisión, acusados de delitos de desórdenes y coacciones. El organismo público también estudia denunciarles por pertenencia a grupo organizado. El primer sabotaje tuvo lugar el pasado 25 de abril, cuando un grupo de personas activó los timbres de alarma de varios trenes en plena hora punta.