Público
Público

Detenida en Francia una de las máximas responsables de ETA

Izaskun Lesaka, a quien se le atribuyen los últimos comunicados de la banda, ha sido arrestada junto a Joseba Iturbe, implicado en el atentado de la T4 del aeropuerto de Barajas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Guardia Civil, en colaboración con un equipo de elite de la policía francesa, ha detenido esta madrugada en Macon, a 70 kilómetros de la localidad francesa de Lyon, a dos presuntos miembros de ETA, uno de ellos, Izaskun Lesaka, considerada una de las máximas responsables de la banda terrorista en la actualidad. Junto a ella, ha sido detenido Joseba Iturbe, implicado en el atentado de la T4 del aeropuerto de Barajas y que, como Lesaka, iba armado.

Según un comunicado del Ministerio del Interior, los dos etarras han sido detenidos en una residencia hotel de Macon en una operación de la Guardia Civil y la RAID, unidad de élite de la policía francesa, fruto de las investigaciones que el Instituto Armado desarrolla junto con la Dirección Central de Información Interior (DCRI) francesa. A los detenidos se les encontró abundante material informático y que se halló además un vehículo robado con placas de matricula falsas en las inmediaciones del hotel residencia de Mâcon.

A Izaskun Lesaka se le atribuye, junto con Iratxe Sorzabal y David Pla, ser los máximos responsables de ETA en la actualidad y estar detrás de la lectura de sus últimos comunicados, entre ellos el del 20 de octubre de 2011 en el que la organización anunció el cese definitivo de la violencia. Lesaka llevaba huida desde 2005 y estaba buscada por las fuerzas de seguridad de España y Francia, país este último en el que fue condenada en rebeldía a 7 años de cárcel.

A Izaskun Lesaka se le atribuye haber leído el comunicado en el que ETA anunciaba el cese definitivo de la violenciaEn cuanto a Iturbide, considerado lugarteniente de Lesaka además de su pareja sentimental, se trata de un miembro de ETA huido a Francia en enero de 2008, tras la desarticulación por la Guardia Civil del comando Elurra, que atentó el 30 de diciembre de 2006 en la terminal T-4 del aeropuerto de Barajas de Madrid.

El registro en la residencia donde se alojaban desde hacía cinco días terminó cerca de las 15.30 horas locales (14.30 GMT), y ambos detenidos forcejearon con los agentes antes de ser introducidos en un vehículo. Una vez terminado el registro, los agentes de la Policía gala olvidaron unas bolsas de basura junto a unos contenedores. Y cuando el periodista de Efe fue a examinarlas se dio cuenta del gran error de los agentes, pues dentro había una pistola, un ordenador y numerosos documentos pertenecientes a los etarras detenidos.

La gerente del hotel, Emilie Mathieu, contó a Efe que los terroristas llegaron el pasado miércoles a la residencia, donde tenían pensado quedarse cinco días. 'Cuando les recibí en la recepción nunca imaginé que fueran terroristas. Eran unas personas de lo más normales', afirmó. Después de la llegada de los etarras al estableimiento la olicía antiterrorista le avisó de que se preparaba una operación en su residencia para arrestar a dos de sus clientes.

En aplicación de la legislación francesa, los dos detenidos podrían ser interrogados por agentes galos de la policía judicial hasta un máximo de cuatro días desde el momento de su detención, antes de su presentación ante un juez antiterrorista en París. Además, las autoridades galas no han dado detalles del lugar al que han sido trasladados ni han precisado el momento en el que serán enviados a la capital.

El número de presuntos miembros de ETA arrestados en lo que va de año asciende a 24 La detención de ambos se produce tras la reciente de Saúl Curto López, el pasado lunes también en Francia, a quien se le considera miembro del aparato logístico de la banda y que viajaba en un vehículo con matrículas falsas.

El ministerio español de Interior señaló que con estas dos últimas detenciones el número de presuntos miembros de ETA arrestados en lo que va de año asciende a 24. De ellos, 16 han sido detenidos en Francia, tres en España y cinco en otros países. Las detenciones se elevan a 31 desde que el 20 de octubre de 2011 ETA anunciara el cese definitivo de su actividad terrorista.

Nacida en Pamplona (Navarra), en enero de 1975, fue procesada por su pertenencia al entramado juvenil abertzale Jarrai-Haika-Segi y en febrero de 2005, tras no presentarse a declarar en la Audiencia Nacional, el fiscal Enrique Molina solicitó que se decretara una orden de busca y captura contra ella y contra Asier Tapia, que tampoco compareció ante el Tribunal. El fiscal solicitaba para ella 14 años de cárcel por pertenencia a ETA.

El 25 de enero de 2012, el Tribunal Correccional de París impuso penas de entre ocho y cuatro años de cárcel a cinco miembros del aparato logístico de ETA, tres de ellos encarcelados desde julio de 2007 y los dos restantes, precisamente Lesaka e Iratxe Sorzábal, en busca y captura. La mayor pena, de ocho años de prisión, fue entonces para el veterano etarra Juan Cruz Maiza Artola, que ya había sido sentenciado en tres ocasiones anteriores en Francia a 17, 9 y 7 años. El tribunal anunció en su sentencia la denominada 'fusión' de las cuatro penas, de forma que la condena total de Maiza Artola quedó en 20 años de cárcel.

La segunda pena más dura, de 7 años, fue para Izaskun Lesaka Argüelles, en tanto que a Iratxe Sorzabal el Tribunal le impuso seis años de cárcel. Según las conclusiones de la acusación, que los jueces consideran demostrada, los cinco condenados estuvieron relacionados con un piso franco de ETA descubierto a finales de agosto de 2007 en el departamento de Loira, en el centro de Francia.

Dicho piso había sido 'un laboratorio de experimentación química' utilizado para 'la fabricación intensiva de pentrita', sustancia esta que, como recordó Bussac, fue el principal elemento de los explosivos utilizados por ETA en once atentados durante 2007 y 2008. Maiza Artola, de hecho, ya había sido sentenciado a 17 años de cárcel en diciembre de 2010 en tanto que responsable de los escondites de explosivos de la organización terrorista.