Público
Público

Detenida la madre de dos bebés hallados muertos

La mujer, que asegura que no sabía que estaba embarazada, parió en su casa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los Mossos d'Esquadra investigan la muerte de dos bebés cuya madre, Francisca S. M., de 22 años, dio a luz en su piso de Barcelona el pasado martes. Los investigadores esperan los resultados de las autopsias para saber si los fallecimientos se produjeron antes o después del parto, si la presencia de médicos los podría haber evitado o si llegó a tratarse de un infanticidio. Los cuerpos de los bebés no presentaban señales de violencia.

La madre, cuyo embarazo de ocho meses y de gemelos pudo pasar desapercibido por su grado de obesidad, niega que supiera que estaba embarazada y no está imputada, de momento, con ningún cargo. La mujer se recupera tras padecer una gran hemorragia en el Hospital de la Vall d'Hebron, donde está siendo custodiada desde ayer por efectivos de la Policía autonómica.

La obesidad de la chica permitió que el embarazo pasara desapercibido

Nadie en la finca donde reside Francisca sabía hasta el martes que estaba embarazada. Tampoco los miembros de su familia con los que convivía en el piso: su hermano, su madre y su abuela. Incluso ella aseguró a los médicos que la atendieron que desconocía que estuviera encinta, pese a su avanzado estado de gestación.

El primer síntoma de alarma lo recibió la madre de la joven, pasado el mediodía, cuando estaba trabajando y decidió llamar a su hija, como suele hacer cada día. La joven estaba sola en casa, ya que su abuela y su hermano estaban pasando unos días de vacaciones, y le dijo que no pasaba nada, según explicaron ayer los vecinos. Pero su madre notó en su tono de voz que algo extraño sucedía. Por ello, abandonó su empleo y se dirigió a su casa.

Cuando llegó, encontró la puerta trabada y picó el timbre de una vecina para que la ayudara. Su hija, que había sufrido una fuerte hemorragia, estaba en el suelo del pasillo desmayada, sobre un gran charco de sangre. Los dos cadáveres estaban también en el suelo, según relató ayer la vecina que la ayudó y que requirióla presencia de los médicos por teléfono.

Los Mossos esperan los resultados de las autopsias para sacar conclusiones

Alrededor de las siete de la tarde, el Sistema d'Emergències Mèdiques recibió el aviso. Llegaron al inmueble, en la calle de Santa Engracia, a las 19.32, donde ya no pudieron hacer nada para reanimar a las criaturas. Fue entonces cuando pusieron el caso en conocimiento de los Mossos d'Esquadra.

A Francisca, que actualmente no trabajaba, no se le conoce ninguna pareja estable y sus vecinos destacaron ayer que era una joven callada y reservada, que siempre acompañaba a su madre.